83681_Dep4_abajo Custom.jpgCon una notable conjunción de jugadores, cuerpo técnico, dirigentes, gerenciadora y público en general, Guaraní logró una histórica victoria sobre Juventud Unida Universitario de San Luis por 1 a 0, ascendiendo al Nacional B.

Una multitud jamás vista en Misiones en encuentros futbolísticos festejó hasta más no poder el golazo convertido por Tobías Albarracón a los 39 minutos de la primera, y la emoción contenida una vez finalizado el dramático partido se desparramó por todos los rincones de la ciudad de Posadas, con una caravana cuya extensión superó las 10 cuadras, con los jugadores trasladados en una motobomba del cuerpo de bomberos y un colectivo descapotable.

Desde todas las viviendas por donde recorrieron los enfervorizados aficionados acompañando a los emocionados jugadores mujeres y hombres, ancianos y niños, es decir familias enteras saludaban el paso de esa multitud que con los colores tradicionales rojo y blanco del pendón franjeado recorrieron las calles de la ciudad saludado en señal de triunfo, de éxito y de emoción contenida.

El partido?. Ah, el partido. Emotivo y dramático por donde se lo mire.

Guaraní ascendió haciendo valer su ventaja deportiva. José María Bianco, convertido en verdadero ídolo, planificó como si fuera una computadora.

Tenía utilizar el máximo la ventaja deportiva obtenida por su mejor posición en el nonagonal. Y lo utilizó al máximo en los dos últimos partidos. Primero ante el "cuco" Tiro Federal de Rosario y ahora frente a Juventud de San Luis.

Y cauto en los tres últimos partidos no llegaron los goles de Cristian Barinaga (convirtió 17 goles en el torneo), estaba Ramiro Pereyra con su doblete y ahora la recia figura del hasta hace poco capitán del equipo Tobías Albarracín.

Iban 39 minutos de la primera etapa, cuando un corner ejecutado desde la derecha por Ezequiel Ceballos, fue peinado (casi con el rodete) por Cristian Barinaga, cerca del primer palo y por el otro sector apareció Tobías Albarracín para sacar un derechazo infernal que se metió abajo al lado del palo que Tombolini la vio pasar para que el estadio explote virtualmente con un impresionante festejo que tiene pocos y ningún antecedente en Misiones.

{youtube}x2JFjuKA6RU{/youtube}

Después Federico Cosentino desvió al corner un remate bombeado de Reinoso que parecía se metía al encontrarse el arquero levemente adelantado, Pero con un manotazo salvador desvió al coner por sobre el travesaño. En el primer tiempo fue sobresaliente la actuación del volante central Osvaldo Young.

La etapa terminó 1 a 0.

Era, y es, difícil abstenerse al ambiente que existía en la cancha.

Entre el optimismo y la angustia se reanudó el partido.

Si bien en los primeros minutos parecía que la visita se lanzaría con todo al ataque en busca del gol que lo lleve al ascenso.

Paulatinamente y con algunas modificaciones oportunas, Guaraní fue nivelando el juego y Cosentido, sacó del ángulo un remate de Aguirre, lo cierto es que árbitro, cuyos fallos fueron muy resistidos por la parcialidad local en la segunda etapa, no sancionó con la pena máxima dos jugadas registradas a los 14 y 17 minutos por sendas manos dentro del área de Cabrera y Ojeda ante remates de Kopp y Barinana que tenían como destino el arco visitante.

Luego un remate cruzado de Ceballos permitió una notable contención de Tombolini y posteriormente Darío Cardozo casi convirtió el segundo con remate desde muy cerca de la media cancha.

A los 47m. un remate de Vitale se fue cerca del palo derecho y sobre la expiración del partido un remate de Barinaga, cuando Tombolini había abandonado su arco para tratar de cabecear un corner obligó a Aguirre a detener la pelota con la mano evitando el gol. El arco estaba libre. Se fue expulsado.

Fue la última jugada.

Llegaron las bengalas y los juegos de pirotecnia. El partido había terminado.

Un grande del fútbol del interior volvió al lugar que se merece. Entre los mejores del fútbol argentino.

Bianco, utilizó la computadora para llenar de alegría a todo el pueblo misionero.

Todos estaban contentos. Un equipo de Misiones, el hijo pródigo, volvía a los primeros planos del fútbol nacional.

Era difícil abstraerse al ambiente que existía en la cancha. Hasta al periodista más experimentado se le erizaba la piel. Tal era la envergadura de la fiesta popular que se vivía en el estadio.

Solo nos queda decir: Salud grande y glorioso Guaraní Antonio Franco. Estás nuevamente en el lugar que te corresponde por historia y tradición.

Estuvieron presentes en el estadio los gobernadores de Misiones Mauri Closs y de San Luis Claudio Poggi.

Fuente: Prensa Guaraní Antonio Franco

Más Deportes