b_250_160_16777215_00_images_2014_k_2510-AvalosCopiar.jpgCrucero del Norte le ganó a Ramón Santamarina por 2 a1 con goles de Gabriel Avalos 21 pt y Nicolás Martínez 36 st, descontó para el visitante Pablo Vílchez 38 st, en un encuentro jugado ayer, en el Andrés Guacurari, por la 2ºfecha de la “B” nacional.

 

Si algo hacía falta para tomar impulso en el torneo, es ganar de local. Y el equipo de Gabriel Schurrer lo hizo. Ganar. Pasa a ser un factor determinante en estos casos en un torneo corto, donde todos se van a jugar por el sueño máximo de estar entre los cinco primeros. En cuanto al equipo, el entrenador misioneros hizo debut a Gabriel Avalos en ataque y el centro delantero no defraudó, no le pesó la responsabilidad de buscar arriba y se dio el gusto de convertir un gol en su tarde soñada en su debut con la camiseta colectivera.

Una línea sólida en el fondo, con Barraza y Tomasini como centrales que seguramente a medida que pasa el torneo, se van a acomodar aún más. La solvencia y jerarquía de Barraza es muy bueno digno de un jugador que entrega todo en cada balón al igual que Tomasini. Los laterales Pérez y Dematei nunca perdieron el equilibrio y cerraron los costados, Nicolás Olmedo comienza a mostrarse como el equilibrio justo, hoy acompañado por Dardo Romero y Cristian Molina por el sector izquierdo que demuestra ser una salida clave cuando el equipo juega por el sector. Fileppi y Torres hicieron un esfuerzo muy grande para jugar y marcar, y abastecer a la medida justa al goleador Avalos.

No iba a pasar mucho tiempo para que el nuevo “9” de Crucero demuestre su olfato de gol. El propio Diego Torres envió un centro que Avalos se lanza de palomita y paso muy cerca del palo izquierdo de Bertoya, que sería un aviso de lo que iba a pasar en el minuto 21, cuando el centro cae del sector izquierdo ejecutado por Molina la baja Tomasini para que Avalos convierta el primer gol del partido y el primer gol con la camiseta de Crucero. La sensación que dejaba el juego es que Santamarina no es un equipo improvisado ni mucho menos, que marcó pautas dentro del juego sobre todo cuando Mariano González se hizo dueño del balón, y Diego Bucci se mostraba como salida permanente. Pero esto no fue un problema para el equipo local, porque más allá de cualquier intento el equipo misionero siempre estuvo bien parado y manejando el trámite del encuentro.

En la segunda parte, el partido llamaba a cerrar el resultado a favor, y dejar los primeros tres puntos en casa. Creció Diego Torres por derecha, Olmedo cerró el medio y Avalos siguió siendo punzante hasta llegar a reventar el travezaño ingresando por el primer palo tras centro de Torres. Por el clima agobiante por momentos, Schurrer se vió obligado a buscar oxígeno en el banco de suplentes, mando a Cólzera al campo por Romero y el chaqueño aportó lo suyo. Busco, peleó y dejo en claro que cuando está bien, es un jugador diferente que aporta muchísimo a la estructura del juego. Puso varias pelotas en profundidad para la velocidad de Molina y el juego de Avalos, pero el segundo gol llegaría al minuto 36 cuando ya estaba en cancha Nicolás Martínez quien ingreso por Molina y recibió un pase maradoniano del propio Cólzera para vencer a Bertoya y decretar el 2 a 0  tranquilizador. Y para poner un poco de pimienta al resultado, Mariano González envía un pelotazo largo dentro del área para Vílchez, que tenía a dos hombres en la marca, Caffa salió lejos y el “nueve” visitante la puso por encima para el descuento.

Más allá de la desinteligencia en el fondo, que puede pasar porque esto es futbol, el equipo volvió a sonreír y sumar de a tres para dejar en claro que el objetivo máximo es volver a ser protagonistas a pasos firmes y contundentes dentro del certamen, más aun sabiendo que se jugó de local, ante el hincha colectivero que se fue con una mueca de tranquilidad del estadio por lo que realizo el equipo, publicó la página de Crucero del Norte.

 

Más Deportes