1799107_581454605334414_7624026027158417202_o Custom.jpgLos hermanos se llevaron los títulos del Grupo A, N2 y N7. Mientras que la N6 tuvo una definición para el infarto y quedó en manos del experimentado piloto de Concepción de la Sierra.

Con la consagración de los campeones del Grupo A, N2, N6 y N7 finalizó ayer el campeonato Misionero de Rally que corrió su última fecha en Aristóbulo del Valle.

Seudónimo Sainz-Moya (VW Gol), Gabriel (VW Gol) y César (VW Gol) completaron un día perfecto para la familia Vidal Rodríguez que se llevaron los títulos en las categorías Grupo A, N6 y N7. Mientras que Basilio Cymbalisty (VW Senda) se llevó el título en la N6, que tuvo una definición infartarte con Maxi Isanbizaga, que se llevó la última carrera del año, pero igual no le alcanzó.

En el Grupo A, Seudónimo Sainz-Moya lucho más de lo esperado ante Fabio Montiel (Renault 18), quien hizo todo bien, ganó el Gran Premio Coronación, pero no pudo llegar a descontar la diferencia que tenía con el puntero del campeonato. Los puntos sumados en la segunda etapa le sirvieron a Sainz-Moya para celebrar, pese al abandono de ayer.

Entre los navegantes, Carolina Rosciszewski (VW Gol) alcanzó el subcampeonato. Anticipadamente ya se había consagrado Seudónimo Moya.

En la N2, Gabriel Vidal Rodríguez hizo una carrera perfecta, no le dio chances al piloto de Leandro N. Alem Christopher Werner (VW Gol) y se consagró bicampeón de la categoría.

Werner, dio todo lo que tenía, pero nunca tuvo chances ante el monarca de la categoría. Tercero en el campeonato quedó el motecarlense Nelson Giménez (VW Gol). Entre los navegantes ya se había consagrado anticipadamente Juan Pablo Horianski y fue subcampeón Andrés Kruse. Tercero se ubicó Alejandro Garzón Maceda, quien por segundo año consecutivo termina en esa posición.

En la N7, la victoria quedó en manos de Miguel Nieswida, pero el gran festejo fue para César Vidal Rodríguez quien terminó celebrando su primer campeonato en una categoría de tracción simple.

Ernesto Silvestri se llevó la segunda etapa pero no le alcanzó para descontar la ventaja que le llevaba el posadeño. Sergio Gildi terminó tercero en el torneo.

La N6 para el infarto

Sin dudas que la definición más apasiónate fue la que tuvo la clase N6, que recién en el Súper prime conoció a su campeón. Maxi Isanbizaga (VW Gol) salió a cumplir con su objetivo ganar todo lo que estaba en juego y esperar un tropezón de Basilio Cymbalisty (VW Senda).

Pero el puntero del campeonato nunca se entregó y a fuerza de terminar los PC y mantenerse cerca de Isanbizaga.

Fue tan ajustada la definición que un momento llegaron a estar solamente separados por 50 centésimas. Al final del día terminó celebrando Cymbalisty, quien así logró su segunda corona en el rally misionero.

Sansaloni entre las motos

Entre las motos el mejor fue el apostoleño Adrián Sansaloni, quien demostró toda su categoría del Dakar en los caminos de Aristóbulo del Valle. En la segunda fecha tester tomaron parte nueve motos, que nuevamente arrancaron los aplausos del público.

Los otros ganadores fueron René González, Julián Barros.

Anoche se realizaba la técnica para oficializar los resultados de la última fecha y confirmar los campeones de cada categoría.

Fuente: Prensa AMPyNaR

 

Más Deportes