b_250_160_16777215_00_images_2014_i_P1370549_Custom.JPGLa cooperación es la expresión económica de la Democracia y la libertad individual es el eje de su funcionamiento social. Una cooperativa es una asociación autónoma de personas que se han unido voluntariamente para hacer frente a sus necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales comunes, por medio de una empresa de propiedad conjunta y democráticamente controlada.

Siempre de cara al futuro y con esa visión como norte, a lo largo de la última década, el Gobierno de la Provincia de Misiones focaliza su accionar en profundizar y fortalecer internamente a las empresas cooperativas. Teniendo como herramienta la formación, capacitación y educación de nuevos dirigentes.

En ese marco impulsa y contribuye a la Educación cooperativa considerándola política de Estado. Ejemplo es la plena vigencia de la legislación sancionada por la Cámara de Representantes de la Provincia (Ley VI-N° 94 del año 2013) que establece la incorporación de contenidos curriculares relacionados con el cooperativismo en los planes y programas de estudio.

Además de fomentar la conformación de cooperativas escolares en toda la jurisdicción provincial, como instrumento pedagógico de vinculación con el mundo del trabajo y la producción. Para ello, la norma provincial dispone que las cooperativas “de adultos” destinen para la conformación de cooperativas escolares un 30 % de la parte del excedente que deben destinar al Fondo de Educación y Capacitación Cooperativa, según establece la Ley Nacional N° 20.377.

La trascendencia de estas decisiones políticas se sintetiza en la definición de cooperativa escolar que brinda la UNESCO: “son sociedades de alumnos administradas por ellos, con el concurso de los maestros y con vistas a actividades comunes, inspiradas por un ideal de progreso humano basado en la educación moral, cívica e intelectual de los pequeños cooperadores por medio de la gestión de la sociedad y el trabajo de sus miembros”.

Así, el cooperativismo misionero se renueva y expande al tiempo que moderniza su gestión. Gracias a que se va logrando el acercamiento de la juventud desde las primeras instancias educativas mediante herramientas que el Estado promueve. Lo que quedó reflejado en el Congreso Cooperativo del Mercosur que, bajo el lema Educación Cooperativa y Cooperativas Escolares y como marco del XVI° Encuentro Nacional de Consejos de Administración de Cooperativas Escolares, reunió en el mes de Noviembre pasado a 1.200 personas en representación de los sectores educativo, cooperativo y académico. La mayoría jóvenes de hasta 35 años y adolescentes.

Por otro lado, el programa Jóvenes Cooperativistas logró motivar, interesar y comprometer en el accionar cooperativo a numerosos jóvenes en distintas actividades de sensibilización y capacitación cooperativa. Involucró la participación unos 3.500 jóvenes de entre 17 y 35 años de edad.

En tanto que con el programa La Cooperativa en mi Escuela, hasta la fecha se abarcó seis zonas y departamentos, treinta municipios y 275 establecimientos de todos los niveles educacionales. Esto permitió la capacitación, para desarrollar el tema en la currícula, de 1.835 supervisores, directivos y docentes líderes.

Con 48 Cooperativas Escolares constituidas y registradas, otras 16 organizadas con el trámite de inscripción iniciado, 5 Centros Juveniles Cooperativos Matriculados y 3.570 alumnos beneficiados se puede concluir que en Misiones, la promoción del cooperativismo está dando sus frutos.

Como el mismo Movimiento Cooperativo, las cooperativas escolares surgieron en un contexto de crisis. Según puede leerse en el sitio web de Cooperativas de las Américas Región de la Alianza Cooperativa Internacional (ex ACI - Américas), las experiencias de cooperativas escolares surgieron en Francia al finalizar la primera guerra mundial.

Por esa época el profesor Barthelemy Profit, consternado por el estado lamentable en que habían quedado los centros educativos por las secuelas que dejó el conflicto bélico, propuso a los estudiantes agruparse en pequeñas asociaciones de tipo cooperativo, administradas por ellos mismos, para adquirir mobiliario, útiles y materiales educativos. Los estudiantes voluntariamente decidían pertenecer a dichas agrupaciones y contaban con un docente asesor, el cual velaba para que en la organización se practicara la democracia participativa.

Los maestros franceses, continúa la cita, muy convencidos de las ventajas de la asociación cooperativa en el campo educativo, acogieron la idea y la pusieron en práctica. Posteriormente el modelo se expandió al resto de centros educativos en Francia. En la segunda mitad del siglo pasado, el cooperativismo escolar pasó de Francia a Suiza, Polonia, Canadá, Estados Unidos y otros países hasta llegar a América Latina. Aquí encontró terreno fértil para su desarrollo, especialmente en Argentina, Puerto Rico, Ecuador, México, Colombia y Costa Rica.

Impulsar  la enseñanza del cooperativismo en las escuelas, marca un camino que se distancia de un modelo excluyente que predomina pero está en declive y que se contrapone a la filosofía y a los principios regentes del Movimiento Cooperativo.

Es ahí donde se revela indelegable el rol de las cooperativas escolares en la formación de buenos ciudadanos, comprometidos con los valores de la cooperación y la solidaridad. Pues generan el ámbito donde el alumno se siente parte de la escuela, donde comparte con los docentes en un plano de igualdad en un espacio en el que se puede debatir, proponer y realizar en conjunto.

Incorporar a la escuela la formación cooperativista es una manera creativa de ir plantando la semillita de la solidaridad, la igualdad y la equidad en los niños, niñas y adolescentes, que en breve conformarán la dirigencia de nuestra sociedad y que seguramente van a refundarla basados en el Principio Cooperativo de Educación, Formación e Información.

Por lo expuesto y al celebrarse hoy 5 de Julio, el “Día Internacional de las Cooperativas y Nacional del Cooperativismo”, desde el Ministerio de Acción Cooperativa, Mutual, Comercio e Integración se alienta a los directivos, docentes líderes y formadores a seguir guiando a los jóvenes en este sendero para forjar un mundo mejor para la Humanidad.

Celebración que, además, hace propicia la ocasión para estrechar con un fraterno abrazo a la familia cooperativa de Misiones, a modo de saludo y agradecimiento  por el esfuerzo en pos del desarrollo de la Provincia. Pero también para reafirmar el compromiso propio e institucional de seguir caminando juntos porque solo “unidos forjaremos en bien de los humanos, un mundo en que seremos los hombres más hermanos”.

Más Interés General