b_250_160_16777215_00_images_2014_j_Downloads23_Custom.jpgEs el tercer yaguareté atropellado en los últimos 2 años. La falta de conciencia de los conductores, los controles insuficientes y la construcción aún pendiente de reductores físicos de velocidad y radares son algunas de las causas.

La imprudencia de conductores se cobró ayer la vida de un yaguareté macho adulto -el tercer yaguareté atropellado en los últimos dos años- sobre la Ruta Provincial N°19, a unos 2000 metros del destacamento Uruzú del Parque Provincial Urugua-í. La Fundación Vida Silvestre Argentina y los investigadores del Proyecto Yaguareté señalan como las principales razones de los atropellamientos de fauna silvestre en rutas que atraviesan áreas protegidas de Misiones la falta de conciencia de los conductores, los controles insuficientes y la construcción aún pendiente de reductores físicos de velocidad y radares.

Si bien se realizan controles de velocidad sobre las rutas dentro del Parque Nacional Iguazú y las áreas provinciales, donde la velocidad máxima es 60 KM/H, y se implementaron algunas medidas para la reducción de velocidades, esta situación vuelve a marcar que los mismos son insuficientes. La Fundación Vida Silvestre Argentina y los investigadores del Proyecto Yaguareté reclaman la implementación de reductores físicos de velocidad, la construcción de pasos de fauna y la instalación de radares de forma urgente. Asimismo, coindicen en que para que las acciones anteriores funcionen, es fundamental que los conductores tomen conciencia y respeten las velocidades.

“El año pasado participamos junto con otras organizaciones ambientales de reuniones con las Direcciones de Vialidad Nacional y Provincial para analizar la situación en las que se presentó un relevamiento de sitios prioritarios y críticos donde trabajar este problema” señaló Manuel Jaramillo, coordinador del Programa Selva Paranaense de la Fundación Vida Silvestre Argentina. “La responsabilidad ante esta situación es compartida. Las acciones realizadas por las autoridades resultan insuficientes y los conductores no respetan las velocidades máximas y las señalizaciones” afirmó Jaramillo.

Por su parte, Agustín Paviolo, líder del Proyecto Yaguareté del Centro de Investigaciones del Bosque Atlántico (CeIBA-IBS) señaló que “es una gran pérdida para la amenazada población de yaguareté de Misiones. El individuo atropellado era un macho adulto que se encontraba en perfecto estado de salud. Lo veníamos monitoreando a través de trampas cámaras desde el año 2010 y tenía un territorio que abarcaba parte del Parque Nacional Iguazú, la Reserva Forestal San Jorge y el Parque Provincial Urugua-í”.

“Es necesario que tomemos conciencia que los atropellamientos son una gran amenaza a la especie. Las áreas protegidas donde aún subsiste el yaguareté son atravesadas por varias rutas con un tránsito creciente. Si no logramos que los conductores disminuyan la velocidad en estos tramos seguiremos teniendo estos lamentables hechos que nos están llevando a los últimos yaguaretés de Misiones y Argentina”, aseguró Paviolo.

Más de 3000 animales silvestres son tropellados por año en las rutas del norte de Misiones que atraviesan áreas naturales protegidas, a causa de conductores que no respetan los límites de velocidad en estas áreas, establecidas en 60 km/h.

Acerca de Vida Silvestre

La Fundación Vida Silvestre Argentina es una organización no gubernamental, de bien público y sin fines de lucro creada en 1977.  Su misión es proponer e implementar soluciones para conservar la naturaleza, promover el uso sustentable de los recursos naturales y una conducta responsable en un contexto de cambio climático. Desde 1988 está asociada y representa en la Argentina a WWF, una de las organizaciones independientes de conservación más grande del mundo, presente en 100 países. Para más información: www.vidasilvestre.org.ar.

Más Interés General