MUNDIALITO. Los chicos de Bº Cataratas Juniors representaron a Argentina y salieron segundos. Jugaron contra Holanda, que se llevó el primer puestoAntes de un paréntesis para un merecido descanso y preparando lo que será un ajetreado “Mes de los Niños”, el Programa “Gurises Felices” estuvo en Puerto Iguazú, donde se desarrolló el Primer Mundialito de Fútbol Infantil. La instancia, de la que participaron ocho equipos que replicaron a las selecciones que estuvieron en el Mundial de Brasil 2014, se desarrolló el 19 de julio y fue todo un éxito.

Cuando el equipo del IPLyC SE llegó a esta ciudad turística, Los Polentas, Juventud Independiente, CALCIO Cataratas, Las Leñas, Bº Cataratas Junior, Bº Primero de Mayo, La Ley y CAFU F.C., estaban listos para dar el puntapié inicial y cumplir el sueño de jugar un "Mundialito" en su ciudad.

“Gurises” felicitó a las Escuelitas de Fútbol Infantil que se acercaron desde distintos barrios, algunos muy alejados, dando el marco que se merecía este Primer Mundialito, y muy especialmente a los niños que participaron, dando un brillo muy especial al evento.

Agradeció al titular del IPLyC SE, Eduardo Enrique Torres, y a la Jefa de Asesores, Maricel Sosa, por apoyar esta iniciativa. También al intendente de Puerto Iguazú, al Departamento de Cultura y al Departamento de Deportes Municipal y a sus respectivos grupos de trabajo, por el acompañamiento y apoyo en cada uno de los detalles, lo que permitió lograr llevar a cabo con éxito este Mundialito. Asimismo, destacaron la labor del personal de SM Medicina Privada: Esteban Espínola, Anselma Benítez y Enriqueta Steizer, por la intención proporcionada a los gurises que se lesionaron durante los partidos.

El 20 de julio, permanecieron en Puerto Iguazú donde efectuaron un gran show por el Día del Amigo, en el barrio Las Leñas.

Ayuda para los inundados

A principios de julio, los “Gurises” visitaron la localidad de El Soberbio a fin de aportar “un granito de arena al mar de necesidades” por las que atraviesan los inundados del río Uruguay. Durante la jornada, recorrieron los barrios afectados donde la gente que encontró su casita aún en pie estaba en plena tarea de limpieza y reparación de los daños causados por la crecida.

Así, el grupo tomó contacto con una realidad muy difícil y dolorosa, pero destacaron que “gracias a Dios el pueblo misionero demostró una vez más su gran corazón, ya que fueron numerosas las donaciones que recibieron, que no podemos menos que emocionarnos y sentirnos orgullosos de nuestra gente”.

También la Policía de Misiones, ayuda a reconstruir las viviendas codo a codo con sus propietarios, como así también Gendarmería Nacional y el Ejército Argentino, vecinos y maestros, “todos abocados a ayudar a los damnificados”. Al despedirse de la localidad, compartieron una reflexión de la Madre Teresa de Calcuta que parecería hablar de lo que está sucediendo en El Soberbio: "A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota."

Regreso

El 4 de julio y tras cuatro años de ausencia, volvieron a visitar la Escuela Nº 612 de San Antonio, ocasión en que festejó sus 83 años de vida. Allí compartieron una jornada muy especial, ya que los chicos esperaban ansiosos el regreso de “Gurises” y se sorprendieron con los cambios, sobre todo con el "Gurí Móvil" que no conocían.

El 5 de julio, compartieron una hermosa mañana con los chicos de la Escuela “Pedro Goyena”, del barrio Rocamora, que realizó su tradicional "caminata solidaria", culminando en la costanera de Posadas con un show de “Gurises Felices” y derrochando alegría.

El 8 de julio, viajaron hasta el Paraje Bella Vista de Cerro Corá.

Al día siguiente, compartieron con los vecinos de Villa Cabello la previa al acto central del 9 de Julio. Así, mientras se preparaba todo para la ceremonia, la gurisada del barrio pudo disfrutar una mañana muy divertida.

El 10 de julio, llegaron hasta la Escuela Nº 602 de Barra Concepción, en Concepción de la Sierra. Este establecimiento sufrió pérdidas incalculables en las últimas inundaciones por la crecida del río Uruguay. Ante estas circunstancias y por gestión de la docente Teresa Humeñuk, el Programa “Gurises Felices” acercó más de 600 libros, una biblioteca, pelotas de fútbol y voley, banderas de Argentina y Misiones para el mástil, remeras y camisetas de Argentina. También golosinas y juguetes donados por Sara Amarilla.

Las imágenes de la escuela tras la inundación fueron muy fuertes, pero también lo son sus docentes, que siguieron dando clases en el Puesto de Salud para que sus niños no pierdan el año.

El 11 de julio, acompañaron a la Escuela Nº 559 de Colonia Tacuara, en Santo Pipó, en los festejos del 50 aniversario.

La gurisada esperaba ansiosa, también los padres y amigos que año tras año invitan a visitar este municipio.

El 12 de julio estuvieron en Puerto Rico, donde más de mil personas se dieron cita en la Plaza de la Cooperación para pasar una tarde diferente. Entre juegos, risas y mucha diversión.

El 16 de julio viajaron a Panambí, otra de las localidades afectadas por las recientes inundaciones. Llevaron frazadas, libros para niños, golosinas, remeras y un poquito de alegría para la gurisada de la zona. El equipo de “Gurises” agradeció al Gerente de Juegos del IPLyC SE, Raúl Armando Segovia, por la gestión realizada ante la Empresa BOLDT, que donó más de un centenar de frazadas, que hoy fueron entregadas casa por casa.

También, a la Municipalidad de Panambí, al intendente Rosendo Ariel Fuchs, a Mercedes Villarreal y a sus colaboradoras por acompañar al equipo durante la recorrida.

 

Más Interés General