b_250_160_16777215_00_images_2014_j_0011315274_Custom.jpgLa AFIP incrementó la parte de la cuota dedicada a financiar la cobertura médica del contribuyente. Habrá subas de hasta 25% para las categorías más bajas. Significará más de mil millones de pesos anuales para las obras sociales sindicales.

Según publico Infobae, el gobierno nacional aprobó aumentar el porcentaje del monotributo que se dedica a los aportes a las obras sociales sindicales. El incremento – que será pagado por aquellos contribuyentes que no tengan aportes de salud por algún otro trabajo – implicará para los gremios unos mil millones de pesos adicionales.

La medida significa un aumento de hasta 60% en los aportes que las obras sociales de los sindicatos recibían de los monotributistas afiliados a la actividad. En numerosas ocasiones, distintos gremios se quejaron de que era completamente desproporcionada la carga que debían pagar los trabajadores registrados contra aquellos que utilizaban factura.

"Con (el metalúrgico Antonio) Caló lo veníamos discutiendo hace un mes con (el titular de la AFIP, Ricardo) Echegaray y la semana pasada nos avisaron que era inminente", confirmó al diario Ámbito Financiero el encargado de llevar adelante la conversación, el titular del gremio de Obras Sanitarias, José Luis Lingeri.

La medida de la AFIP fue anunciada este miércoles a través de la Resolución General 3.653/2014 publicada en el Boletín Oficial. Según consigna, el aporte del monotributo a las obras sociales sindicales pasará de los $146 actuales a $233 mensuales para todas las categorías. El incremento abarca a alrededor de 1,1 millón de personas comprendidas en el régimen general, el social y el de personal doméstico.

Así, a partir de septiembre, quienes no tengan aportes de salud por otro trabajo sufrirán los siguientes aumentos. En la categoría B (facturación de hasta $48.000 anuales) se pasará a pagar de $342 a $429, es decir un aumento de 25,43 por ciento. En la categoría C (hasta $72.000 por año), el aporte se irá de $378 a $465, lo que implica un incremento de 23 por ciento. En cambio, en la categoría K (hasta $540.000) la suba será de apenas 3,28% porque la tasa cambiará de $2.653 a $2.740. Algo similar sucederá en la categoría L (hasta $600.000), donde la suba de $3.003 a $3.090 implica una suba de 2,89 por ciento.

El aumento sirvió como un gesto para distender la tensión generada por los reclamos de las tres CGT y las dos CTA para que se avance en una modificación del Impuesto a las Ganancias. Esta semana, los oficialistas Antonio Caló y Hugo Yasky mantuvieron encuentros con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, pero se fueron de la Casa Rosada sin respuestas concretas.

De acuerdo con los primeros cálculos, tras el descuento impositivo correspondiente, los gremios podrán embolsar unos $1.043 millones adicionales por año. A ello deben sumarse además los entre $50 y $60 por cada monotributista que reciben los gremios como parte del subsidio Sumarte. El fondo, implementado por la Superintendencia de Salud, proviene del descuento que la propia AFIP realiza entre las obras sociales.

Según explicó Lingeri, con el incremento que empezarán a pagar los monotributistas acercará su aporte a la cifra de entre $300 y $400 por mes que realiza en la actualidad cada trabajador sindicalizado a su obra social.

(Click aqui para conocer las Categorías del Nuevo Régimen del Monotritubo)

 

Más Interés General