b_250_160_16777215_00_images_2014_j_visita_Acaragu_1_Custom.jpgEn la jornada de hoy, el ministro de Cultura, Educación, Ciencia y Tecnología, Luis Jacobo, junto a la directora de Nivel Primario, María Luisa Glum visitaron la Escuela Provincial N°442 de Colonia  Acaraguá y el Aula Satélite de la Escuela N°358, ubicada en Paraje La Uva.

La visita tuvo por objetivo relevar las nuevas necesidades de los alumnos y docentes que se encuentran afectados por la caída del puente sobre el arroyo Acaraguá, analizando la efectividad de las medidas adoptadas para dar continuidad al servicio educativo.

De este modo, Jacobo conversó con la directora de la Escuela Primaria 442, Liliana Martinsevich, y el equipo docente acerca del transporte que dispuso el Consejo General de Educación para que los educadores puedan llegar a las escuelas. 

“La caída del puente nos provocó un problema que aún subsiste, fundamentalmente por los alumnos y docentes que en algún momento tenían que cruzar el puente. La necesidad de hacer circuitos más grades para acceder a sus respectivas escuelas nos obligó a soluciones extraordinarias, que lógicamente provoca incomodidad a todos, pero es algo que lo tenemos que sobrellevar hasta tanto lo del puente esté resuelto”, sostuvo Jacobo y adelantó que se comunicará con las autoridades de Vialidad Provincial para tener mayor certeza con respecto a los plazos.

Alumnos y docentes de la Escuela 442 asomaban desde sus aulas al paso de la comitiva de Educación en su recorrida por las instalaciones.

En la oportunidad se relevó un problema de humedad en la sala de nivel inicial que será atendido en los próximos días.

Los funcionarios del Gobierno Educativo visitaron también la casa de la familia Da Silva, en el paraje La Uva, donde funciona el Aula Satélite de la Escuela 358. Allí concurren 10 alumnos, oriundos de la colonia, para continuar con sus clases acompañados de su maestro.

La Escuela núcleo se encuentra a cuatro kilómetros y luego de la caída del puente el C.G.E., a través de la Dirección de Nivel Primario, autorizó la creación del Aula Satélite para garantizar la continuidad del proceso educativo de los niños.

La propietaria de la casa donde funciona el aula, Cecilia Bourcheidt, contó que su preocupación era que los chicos no perdieran días de clase y por ese motivo ofreció la galería techada de su vivienda. “Lo que quiero es que los chicos estudien y sus padres los apoyen. Yo hago lo que puedo, trato de no salir para que puedan estar en la casa… Ayudo con todo lo que puedo porque son muy cariñosos”.

Jacobo explicó que la visita permitiría conocer las necesidades actuales para brindar el servicio educativo con la mayor comodidad y de la manera más adecuada posible.

“Quiero poner en valor el hecho de que los padres pongan tanto empeño porque hablando con alguno de ellos me doy cuenta de todo el esfuerzo que hacen para que sus hijos lleguen a la escuela. También destacar a los docentes que ponen voluntad para pasar este momento difícil y poder atender a los chicos. Agradecerles a estas familias que tan gentilmente han cedido sus casas, sin tener hijos en la escuela, para que los chicos del paraje puedan tener clases. Todo esto tenemos que ponerlo en valor con esta visita que nos permite gestionar mejor y resolver los temas lo antes posible”, puntualizó el ministro.

Más Interés General