b_250_160_16777215_00_images_2014_j_amcarlo_Custom.jpgLa subsecretaria de Derechos Humanos de Misiones, Amelia Báez se mostró emocionada por la recuperación del nieto de Estela De Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo y reveló que la semana pasada se enviaron a la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad dos muestras de ADN de jóvenes misioneros que tienen dudas sobre su identidad.

“Estoy conmocionada y gratamente, con una alegría cuya dimensión se agiganta. Ayer fue un día en el que triunfó la democracia y un Estado presente con políticas destinadas a reparar lo que hizo el terrorismo de Estado, como el banco de Sangre para identificar ADN y constatar la identidad como pudimos ver con el nieto 114 que casualmente es el nieto de Estela, que representa una lucha que no abandonaron nunca”, contó Báez, quien también fue una víctima de la dictadura militar.

“Es una lucha que no es sólo de los argentinos. Es un hecho histórico. Pronto tendremos otros nietos que se van a animar a buscar su identidad a partir de ayer. Es una alegría que atravesó todos los sectores porque es una lucha de todos”, sintetizó en declaraciones radiales.

Báez recordó que Misiones tiene dos casos resueltos a partir de la identificación de ADN y el trabajo del equipo de Antropología Forense. Pero reveló que “la semana pasada mandamos a la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad dos casos de personas de Misiones que están en la búsqueda de su identidad”.

Asimismo, desde el 2006 se resolvieron dos casos. El de Elsa Andrade de Fraga de Oberá, cuyo hijo misionero militaba en Buenos Aires. Su compañera, Silvia Paolucci estaba embarazada y ambos fueron asesinados el  24 de junio de 1978. Después de 28 años, pudo conocer a su nieto, Martín Hernán, quien actualmente, es estudiante del Profesorado de Historia en la Universidad Nacional de Luján y milita en la agrupación HIJOS (Hijos e Hijas por la Identidad, la Justicia, contra el Olvido y el Silencio)

El otro caso fue el de Mirtha Coutuné, que fue detenida en La Plata. Fue fusilada en Buenos Aires y sus restos fueron restituidos a Misiones gracias al trabajo del Equipo de Antropología Forense. Con el análisis se determinó la identificación del nieto 108, ya que la joven estaba embarazada de cinco meses cuando fue asesinada. Mirtha era una estudiante de Medicina de 24 años que estaba embarazada de tres a cinco meses, y Héctor Hugo Malnati de 28 años de edad, su pareja, fueron secuestrados en su casa el 24 de noviembre de 1976 en la ciudad de La Plata.  Coutuné fue asesinada el 31 de diciembre de 1976 y sus restos fueron enterrados sin nombre en un cementerio de Vicente López, en la periferia norte de Buenos Aires.

Durante casi tres décadas, Noelia, madre de Coutouné, buscó a un nieto o nieta, esperando que el embarazo hubiera llegado a término y que podría tratarse de uno de los niños apropiados por represores o cómplices durante el régimen.

Báez instó a los jóvenes que tengan dudas sobre su identidad a animarse a despejarlas. La búsqueda se puede iniciar a través de la Subsecretaría de Derechos Humanos de Misiones que realiza los trámites ante la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad en contactos confidenciales.

Báez también indicó que desde mañana estará disponible en la página de la Anses el formulario para que ex presos políticos tramiten su pensión federal.

Más Interés General