b_250_160_16777215_00_images_2014_k_Secundarias_Unicef_1a_Custom.jpgEste viernes, en el salón Oval del Ministerio de Cultura, Educación, Ciencia y Tecnología se realizó un encuentro de capacitación y planificación en el marco de la continuidad del programa “Educación secundaria presencial en entornos virtuales para poblaciones de zonas rurales aisladas”. Los alumnos forman parte del CEP Nº 4 de Posadas pero concurren a aulas ubicadas en cinco parajes de Misiones, acompañados por un tutor y conectados a un equipo de trabajo en entornos virtuales.

El proyecto es desarrollado por el Ministerio de Cultura, Educación, Ciencia y Tecnología y el Consejo  General de Educación en convenio con UNICEF Argentina. Se trata del primer año de aplicación donde hay un total de 60 alumnos incluidos. Las aulas funcionan en establecimientos educativos de nivel primario que se encuentran en zonas donde no existen instituciones de nivel secundario en las cercanías. Los establecimientos donde funcionan las aulas son: la Escuela Nº 938 de Alecrím (San Pedro), la Escuela 807 Guapoy (Iguazú), la Escuela 905 Chafariz (El Soberbio), la Escuela 44 Pindoyti (San Ignacio) y la Escuela 638 Tamandúa (25 de Mayo).

Entre los principales objetivos del proyecto se encuentra garantizar el derecho a la educación de adolescentes, jóvenes indígenas y criollos/as que residen en poblaciones rurales y actualmente no tienen acceso a una oferta de educación secundaria tradicional. Además, disminuir las brechas digitales entre estudiantes y comunidades rurales y urbanas, y promover el desarrollo de un formato alternativo e innovador.

Al finalizar el encuentro, el consultor especialista en Educación de UNICEF Argentina, Emmanuel Lista, consideró que la jornada sirvió para generar un espacio de trabajo y conversación para la planificación de la enseñanza en el marco de este programa. Asimismo señaló que el paradigma cambia porque los docentes estaban acostumbrados a tener a los alumnos en el aula y ahora se encuentran con que tienen que pensar en chicos a los que acceden a través del trabajo de los tutores.

“Hasta ahora, los chicos que están en el programa no tenían garantizado el derecho al acceso a la educación, eso es lo innovador que les ofrecemos”, agregó el especialista quien afirmó que trabajar con comunidades aborígenes fue enriquecedor porque “se valoró la riqueza cultural que ellos tienen para lograr también que el aprendizaje sea más efectivo”.

Por su parte, Federico Mejer -también consultor de UNICEF- explicó que el programa se aplica con más de 600 alumnos de Jujuy, Salta, Chaco “y este año se agregó Misiones”. Detalló que se trata de un servicio de cinco años, cuyas características son las de ser presencial, no a distancia, donde los contenidos se transfieren a través de los tutores: “En esta provincia aún no está completo porque en algunas comunidades no tenemos aún internet, que es el gran desafío para este segundo semestre, por lo que aún no podemos lograr que los docentes puedan dar las clases en tiempo real”. En este sentido, aseguró que desde UNICEF Argentina están trabajando para garantizar la conectividad.

En cuanto a la experiencia en el territorio provincial destacó “el entusiasmo y dedicación que han puesto los actores donde queda de manifiesto con la participación de profesores, tutores y los propios alumnos”.

Como testimonio directo de la experiencia, Jonás Duarte (tutor en el Aula de la Comunidad Tamandúa) reveló que los chicos hacían la primaria pero no seguían el secundario porque se tenían que trasladar a otras ciudades y esto les producía un desarraigo que los llevaba al abandono. Por otra parte, también hizo referencia al hecho de ser un tutor auxiliar docente indígena que puede explicar, en su lengua, aquellos conceptos que llegan desde la planificación que los docentes realizan para cada área curricular.

Para llegar a su comunidad sólo se puede utilizar motos, ya que otro tipo de vehículos no pueden ingresar por lo sinuoso del terreno: “Ahora lo que queda resolver es la conectividad, si lo logramos vamos a acceder a la plataforma de trabajo que nos va a facilitar la tarea que ahora realizamos”.

Por último, Sandra Aranda (directora de la Escuela 938 de Alecrím) agregó que “esto es un salvavidas para nuestros chicos que no tenían la oportunidad de irse de la comunidad para continuar con su formación”. Recordó que había tres chicos que habían abandonado sus costumbres para ir a una escuela en 25 de Mayo, pero que ninguno de ellos terminó el secundario y se volvieron: “Ahora participan de esta experiencia y están pudiendo hacer la secundaria cerca de sus familias”.

Para finalizar resaltó que “esto es algo muy hermoso, más cuando vemos que los chicos se expresan de mejor manera, saben cómo manejarse y se les abren nuevos mundos de aprendizaje. Esto es realmente gratificante”.

El ministro de Educación, Luis Jacobo, junto a la directora de nivel secundario Ada Espínola y la coordinadora de la USCEPP, Claudia Azar (a cargo de los proyectos con UNICEF Argentina), conversaron con los docentes y tutores sobre los avances del proyecto en la provincia.

Más Interés General