La activación es la puesta al pago de un beneficio suspendido y para lograrla  en forma inmediata, el trámite lo debe realizar únicamente el titular, curador, tutor o apoderado para percibir la jubilación o pensión.

Una vez cumplida la instancia del trámite, el titular debe consultar al mes siguiente (los primeros días hábiles) al número gratuito 130 si se ha levantado la suspensión, dado que en caso de seguir suspendido deberá acudir a una delegación para solicitar el cheque.

En caso de asistir después deberá esperar hasta la próxima liquidación (30 días más).

Más Interés General