El diputado nacional Luis Pastori presentó un proyecto de ley para declarar de “Servicio Público” el Gas Licuado de Petróleo (GLP, o “gas en garrafa”.) Se plantea el fracaso de la “garrafa social” y la abismal diferencia de precios de la Garrafa de gas del NEA con el servicio de Gas en Redes que posee Capital Federal y otros centros urbanos.

CABA. En la Cámara Baja ingresó un proyecto del diputado nacional por Misiones Luis Pastori (UCR), para modificar el artículo 5 de la Ley 26.020 sobre la comercialización del GLP (Gas Licuado de Petróleo). El proyecto cuenta con el acompañamiento de los diputados Agustín Portela (UCR-Corrientes) y Dagostino Jorge (UCR-Entre Ríos), y tiene el objetivo de declarar de “Servicio Público, la producción, comercialización y distribución del gas licuado de petróleo” otorgando al Poder Ejecutivo la facultad de fijar una “tarifa que garantice el servicio para todos los que no tengan acceso al gas natural por redes”.

En los fundamentos Pastori planteó que la normativa para el GLP sancionada en el 2005 ha fracasado en el objetivo de asegurarle la “garrafa social” a precios subsidiados a todos los sectores de menores recursos, principalmente a las poblaciones del Nordeste  y Noroeste del país (NEA y NOA). Pastori remarco que al declarar “servicio público” este servicio, el Estado podrá intervenir en la regulación de los precios que tuvo un aumento de más del  300% desde la salida de la convertibilidad a la fecha.

Desigualdad entre el NEA y la Ciudad de Buenos Aires en el acceso al gas

Para graficar la situación, Pastori mostró los precios que deben afrontar los consumidores de Misiones (similares al resto de las ciudades con acceso al gas en garrafas), y lo comparó con los precios de un consumidor de la ciudad de Buenos Aires, (similar al resto de las ciudades que tienen acceso a gas por red). Ver imagen. “En Argentina hay un gas barato para ricos y un gas caro para los pobres”, afirmó el Diputado Nacional.

Del dato surge que, una familia tipo de 4 personas en la Ciudad de Buenos Aires tiene un consumo promedio de $ 28 pesos cada dos meses con el subsidio nacional. En cambio una familia tipo de 4 personas en la ciudad de Posadas, si tiene acceso a la “garrafa social” tiene un consumo de $ 64 bimensual (4 garrafas de 10kg a $ 16 c/u), mientras aquella que no tiene acceso a la garrafa subsidiada, dicho costo asciende a $ 180 cada dos meses o utiliza al menos 1 cilindro de 45 kilos cada dos meses que tiene un valor de $ 420.

Finalmente, Pastori remarco que “Misiones recibe un mal trato en la coparticipación, pero el gasto del Poder Ejecutivo lo discutimos año a año en el Congreso con la ley de presupuesto. En este y otros tipos de medidas podemos influir para corregir las desigualdades que existen entre las provincias. Debemos decirle al Ejecutivo que no siga avalando con políticas de subsidios que en Misiones se pague más caro que en Capital Federal el acceso al gas”.

b_250_160_16777215_00_images_2014_a_imagen_fatura_de_gas.jpgImagen / Comparación de boletas. A la izquierda, factura residencial de familia tipo de 4 personas con un costo total de $ 28 con subsidio para toda la población sin discriminar el nivel socioeconómico. A la derecha factura de garrafa de 10 kg por un valor de 45$. Con un consumo de 4 garrafas cada dos meses, el costo asciende a $ 180 bimensual, mientras que las familias sin acceso a esta garrafa subsidiada, tiene un costo bimensual de $ 420 que es el costo del cilindro de 45 kg.)

Más Interés General