El Directorio del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) aprobó la asignación de fondos para una investigación que determinará niveles de magnesio aportados por la infusión de yerba mate en humanos.

La investigación se denomina “Evaluación de la biodisponibilidad de magnesio en una población con consumo de yerba mate”, y será coordinada y realizada por la doctora Alicia Maskin de Jensen, junto a un equipo de investigadores de la Universidad Nacional de Misiones. Tiene una duración de dos años.

En los fundamentos que respaldan la investigación, la doctora Alicia Maskin de Jensen observa que “en los últimos 100 años, debido a los cambios de estilos de vida y a la industrialización que ha originado el consumo de alimentos manufacturados, la ingesta de magnesio ha ido declinando por debajo de los requerimientos y recomendaciones”, y en ese contexto hace notar que la deficiencia de este elemento químico “está asociada con múltiples anormalidades bioquímicas: hipocalemia, hipocalcemia, hipofosfatemia, hipocalciuria, hipomagnesiuria, acidosis metabólica y diversas manifestaciones clínicas como cardiovasculares, neuromusculares, óseas y endócrinas”.

Para determinar los niveles de magnesio aportados por la infusión de yerba mate en humanos, la investigación abarcará dos poblaciones: una población control que incluirá a individuos consumidores de yerba mate sin fortificar y la otra comprenderá a los individuos consumidores de yerba mate fortificada con óxido de magnesio.

Este proyecto, se enmarca en el lineamiento fijado por el INYM de determinar y exaltar potencialidades de la yerba mate relacionadas al aspecto nutritivo y su importancia para la salud, añadiéndose a otras investigaciones que desarrollan distintas universidades del país y que son financiadas por el Instituto.

Más Interés General