virus Custom.jpgLa catarata de hits ochentosos de la banda de los Moura originó una explosión de adrenalina en el Centro de Convenciones. Previamente, El Rito demostró que el pop-rock local no tiene nada que envidiarle a los cultores nacionales del género.

Promediando el show de Virus, el carisma (y los años de escenario) de Marcelo Moura lograron romper el hielo de un auditorio que se encontraba bastante pasivo, pero a puro hits imborrables logró que el Centro de Convenciones se convierta en testigo de un auténtico show de rock (pop) con un sonido de primera, una banda entregada a su público y al respetable totalmente extasiado e incluso, dispuesto al más furioso pogo.

Virus, junto a Los Twist y Los Abuelos de la Nada, sentó las bases de lo que se convertiría en  una incipiente escena pop en la Argentina, y de estas bandas, sin duda, la de los hermanos Moura fue la más vanguardista. Tan adelantados fueron a  su época, que hoy es imposible concebir al sonido de grupos muy convocantes como Babasónicos, Miranda! o Tan Biónica, sin remitirnos a la onda new wave argenta impulsada por Federico Moura más de tres décadas atrás.

Nadie en su sano juicio habrá concurrido (y fueron muchos los que desbordaron el salón) esperando algo diferente a lo que todos sabemos que Virus es capaz de ofrecer. Un sonido plástico, pegadizo e inoxidable, sólo aggiornado por un teclado que le dio toques dance a lo que antes sonaba casi a consola Nintendo (con el comienzo de Luna de Miel como testigo principal). Así, cuando uno pensaba que ya no había más canciones conocidas para escuchar, Virus se despachaba con nuevos viejos éxitos. Definitivamente, es difícil encontrar una banda (tanto a nivel nacional como global) que tenga tantos hits desplegados en cada uno de sus discos, y anoche lo demostró cabalmente con un arrollador final de show.

Antes, los locales de El Rito se despacharon con un show sobrio y muy profesional. El Rito es, tal vez, la banda local con mejor producción, y eso sumado a la calidad musical de sus integrantes (y las evidentes horas de ensayo), les permiten entregar un set de poderoso pop con matices rock.

En definitiva, el entorno de la muestra Música en Argentina. 200 años ha posibilitado a los misioneros la posibilidad de gozar de espectáculos de gran nivel artístico y muy variados perfiles. Por si quedase alguna duda de ello, en el Teatro Lírico este viernes se presenta Ramón Ayala y el sábado, el Chango Spasiuk.

Más Interés General