b_450_0_16777215_00_images_2015_l_IMG_4656_Custom-min.jpgCon todo el color y energía de sus músicos y bailarines, el Programa del Parque del Conocimiento despertó ovaciones en la última luna festivalera. Con el público bailando en la explanada y un anfiteatro de pie, estos niños y jóvenes de toda la provincia demostraron que la semilla ha encontrado suelo fértil donde crecer.

Promediaba la última noche festivalera y el público aplaudía y festejaba la calidad incontrastable de Ángel “Pato” García, quien con “Pájaro Chogüi” y un homenaje al Che Guevara en voz de Isaac Sevi, despertó las, hasta ahí, mayores ovaciones de la noche. Antes habían pasado por el escenario artistas de la talla de Patricia Gaona, el Grupo Araucaria y los correntinos de Nueva Corriente.

El mayor escenario y el mejor premio

Luego de cuatro años de intensa labor, Legado Regional, que supo animar diferentes escenarios correntinos, paraguayos, brasileños y de toda la provincia, tuvo anoche su gran oportunidad frente al público local. Claro, anteriormente los posadeños ya habían podido disfrutar de este grupo coordinado por Gabilí Anadón y dirigido artísticamente por Luis Stivala, en sus muchas presentaciones el Parque del Conocimiento, pero esta vez fue el turno del escenario mayor.

Ante un graderío repleto y un antiguo mapa de misiones que se dibujaba en la pantalla gigante del fondo, los músicos de Legado fueron tomando posición. Así, y ante la sorpresa del público, Agustín Romero, Joaquín Sequeira y Pablito Monje, los tres fuelles (Pablito tiene sólo ocho años y Joaquín no cumplió quince) aparecieron entre el público con una vieja polka rural. Ante la sorpresa general, desde el escenario los músicos estables de Legado, con los Hermanos Nuñez,  Darío Vega, Lery Duarte y Sergio Tarnoski, dieron rienda a un furioso chamamé de Chaloy Jara, y los primeros sapukays no tardaron en llegar. Aquí no está demás recordar la tarea del profesor Leandro Yahni, uno de los referentes musicales de Legado Regional y que no pudo ser parte de la fiesta por encontrarse pasando un duro momento familiar. Los mejores deseos para él.

Siga el baile siga el baile

Así, entre números cantados por los jóvenes valores Hugo Bóbeda, Fiomma Ertl, Gabriela Faviero, Yamila Carballo y las hermanitas Ficela y Oriana Cavallín, se fueron sucediendo clásicos y no tan clásicos del cancionero regional. Allí uno de los aciertos del repertorio elegido, no se trata sólo de agasajar al público con las canciones que siempre quiere escuchar, sino también sorprender y poner nuevamente en valor esas canciones y autores no tan recordados, como para que las raíces sigan firmes y posibilitando que los frutos maduren de la mejor forma.

Polkas, gualambaos, chotis, chamamé, vanerón son sólo algunos de los tantos ritmos musicales que se viven a diario en nuestra provincia, y allí uno de los objetivos de Legado Regional, el retenerlos para las nuevas generaciones, posibilitando, además, que estos jóvenes valores de toda la provincia se codeen con las principales figuras del folklore nacional en escenarios de gran calibre, como el del Festival del Litoral.

Para el final, una sorpresa que no dejó a nadie sentado en su lugar. Ante la sorpresa de todos, los bailarines abordaron las gradas del Manuel Antonio Ramírez e invitaron al público a danzar. Así, con una bailanta como en los viejos tiempos, con un público enardecido, Legado Regional tuvo su gran noche ante el público local, que lo aplaudió y despidió con absoluto fervor.

 

Más Interés General