dra. Mara Susana Azcona Custom.JPGEn el marco del Día Mundial del Asma que se celebró el 6 de mayo de 2014, desde el Hospital Escuela de Agudos "Dr. Ramón Madariaga" dieron a conocer una serie de recomendaciones para  ayudar a controlar la enfermedad. El asma afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo  y se estima que aumentará a 100 millones de casos en los próximos 15 años.

La Gerencia de Asistencia Social del Hospital Escuela, a cargo del Alberto Álvarez, potencia todas las tareas que desarrollan los diferentes servicios del Nosocomio que buscan mejorar la calidad de vida de la población a través de la prevención y el control de enfermedades.

La Neumonóloga del Hospital Escuela, Dra. Susana Azcona comentó que el lema de este año fue: PUEDES CONTROLAR TU ASMA,  en este sentido explicó que es un mensaje positivo  para animar a las  personas a controlar la enfermedad.

El  asma es una enfermedad inflamatoria crónica de las vías aéreas que afecta a los pulmones causando episodios de jadeo, dificultad para respirar, presión en el pecho y tos, especialmente a la noche o temprano por la mañana. Cuando los síntomas empeoran puede ocurrir lo que se denomina crisis de asma, explicó.

Al tiempo que indicó, es desconocida  la causa de esta enfermedad pero se le atribuye la posibilidad de que sea de origen hereditario.

Para prevenir los ataques la Profesional recomendó, evitar los  ácaros: son pequeños parásitos que se encuentran en el polvo doméstico (Peluches, alfombras,cortinas, libros), el humo del tabaco, las infecciones respiratorias, los animales domésticos: en especial las que tienen mucho pelo,  el moho: que se desarrolla en lugares con mucha  humedad, la polución (contaminación) del aire externo tales como emisiones industriales y humo de los caños de escape de los automóviles, entre otras.

Algunos factores de riesgo  pueden ser las infecciones virales, bajo peso al nacer, dieta, polución interna y externa, tabaquismo activo y pasivo, indicó.

Con respecto a los síntomas más frecuentes mencionó,  tos  dificultad respiratoria,  opresión y/o silbidos del pecho.

Los tratamientos  se realizan a través de broncodilatadores (aerosoles-Paf) y corticosteroides, dijo.

“Lograr el control de la enfermedad  significa estar libre de síntomas, para esto  es importante la educación, saber reconocer los síntomas (como el aumento de la tos preferentemente nocturna, dificultad respiratoria,  opresión de pecho, silbidos), efectuar el auto-monitoreo con el pico de flujo, tener conocimiento del plan de emergencia indicado por el médico y realizar la consulta oportuna a la guardia”, expresó.

“La buena educación reduciría  las crisis, las internaciones, el costo individual y de los sistemas de salud, ausentismo escolar y laboral”, remarcó.

Finalmente insistió con las recomendaciones, realizar visitas periódicas al médico, evitar factores desencadenantes alérgenos del interior y exterior del domicilio, el humo,  realizar un tratamiento antiinflamatorio/ preventivo y sobre todo contar con un plan de emergencia- que será indicado por el médico- para saber que hacer frente a una crisis para lo que es importante la educación.

Más Interés General