b_450_0_16777215_00_images_2016_b_25022015_semana.mujer_.jpgEl cáncer de mama es una enfermedad difícil de prevenir, pero se pueden tomar medidas que contribuyan a disminuir los factores de riesgo y la probabilidad de aparición de la enfermedad.

Algunos hábitos como realizar ejercicio físico aeróbico 50 minutos, 3 veces por semana, pueden reducir el riesgo de este tipo de cáncer, especialmente durante la postmenopausia.

Desde la Dirección de Atención Primaria de la Salud (APS) -dependiente de la Subsecretaria de Atención Primaria y Salud Ambiental del Ministerio de Salud Pública de Misiones-, sugieren evitar el consumo excesivo de alcohol, ya que aumentan las posibilidades de padecer este tipo de cáncer. Del mismo modo, se aconseja no fumar, llevar una dieta baja en contenido graso y con alto consumo de frutas y vegetales y mantener un peso dentro de los rangos normales, según la altura y edad.

Principales factores de riesgo:

Las probabilidades de padecerlo crecen conforme aumenta la edad. El riesgo es especialmente alto en mujeres mayores de 60. La mujer que ha tenido cáncer en una mama tiene un riesgo mayor de padecerlo en la otra. Así también se deben tener en cuenta los antecedentes familiares (madre, hermana o hija).

Es importante destacar que cuanto mayor es la edad de la mujer al momento de su primer parto, mayores son las probabilidades de cáncer de mama. Y que las mujeres que nunca tuvieron hijos tienen un mayor riesgo.

En cuanto a factores hormonales y reproductivos, se debe poner especial atención a:

- Aquellas que tuvieron su primera menstruación antes de los 12 años

- Quienes entraron en la menopausia después de los 55 años de edad

- Las mujeres que reciben terapia hormonal para la menopausia durante muchos años

- Las mujeres cuyas mamografías muestran mayor cantidad de zonas de tejido denso respecto de otras mujeres de la misma edad

¿Cuándo hacerse una mamografía?

La mamografía permite diagnosticar tempranamente esta enfermedad y ofrecer mejores oportunidades de cura.

Se recomienda especialmente que las mujeres se realicen una mamografía por año a partir de los 40 años de edad. Si poseen un riesgo alto, es recomendable que comiencen  con mamografías anuales a edad más temprana. Sin embargo, es importante que cada caso se trate de forma particular con un médico.

La incidencia del cáncer de mama aumenta a partir de los 45-50 años y la mortalidad aumenta unos años después de esa edad. Esto no quiere decir que mujeres fuera de ese rango etario no deban hacerse mamografías. Es importante tener en cuenta que en las mujeres de entre 40 y 50 años, así como en las mayores de 70 la decisión de hacer o no una mamografía debe ser personalizada.

Más Interés General