Fotos: José RigoLa lluvia fue la protagonista en esta semana Santa en el Cero del Monje en San Javier, el acceso en óptimas condiciones estuvo casi desolado, con pocos peregrinos si comparamos con años anteriores.

La lluvia comenzó a la tardecita del jueves Santo y continuo sin parar toda la mañana del viernes, lo que complico las actividades programas por la parroquia San Francisco Javier.

En principio se suspendió el vía Crucis viviente, ya que se realiza al aire libre y fue imposible a causa de la lluvia.

El mal tiempo no aplacó la presencia del peregrino, que en menos cantidad se acercó para testimoniar su fe.

El Obispo Damián Santiago Bitar estuvo presente en San Javier desde el atardecer del Jueves Santo, donde celebró la Santa Misa con lavatorio de los pies en la capillita de la exaltación en la cima del cerro.

El viernes por la mañana se realizaron las oraciones tradicionales y la santa misa a las 10hs con la precedida por el Monseñor Bitar.

El obispo destaco además la presencia de la gente y especialmente los jóvenes que se acercaron a pesar del mal tiempo. “Esto me recuerda aquella frase de Jesús GRANDE ES TU FE, un testimonio que alienta, que alienta a seguir adelante y acompañar a este peregrino que dice aquí estoy a pesar del mal tiempo”.

Las obras que se realizaron en el Cerro Monje para poner en valor el lugar, también fue tema destacable por Bitar, quien dijo que sin el apoyo del gobierno provincial y de Vialidad Provincial sería imposible que la Diócesis de Oberá pudiera llevar adelante el proyecto Cerro Monje informó José Rigo de 5 Sentidos en Red.

Más Interés General