b_400_0_16777215_00_images_2016_f_reconocimientoaempleadosdeliplycse_Custom-min.jpgComo reconocimiento al servicio y dedicación a la institución, un total de 104 empleados del Instituto Provincial de Lotería y Casinos Sociedad del Estado con más de 25 años de servicio fueron distinguidos el viernes, durante un emotivo encuentro que tuvo lugar en el Hotel Julio César.

De la ceremonia participó el presidente del Directorio del IPLyC SE, Eduardo Torres; el director, Emilio Kakubur; la jefa de asesores, Marisel Sosa; los supervisores Juan Re y Fernando Escalada, y los gerentes Raúl Segovia, Claudia Encina, Claudia Lugo y Nelly Kruger, además de familiares de los condecorados y compañeros de trabajo.

Torres manifestó que un acto de esta naturaleza conlleva a una mezcla de sentimientos y emociones, y aseguró que el IPLyC SE no hubiese llegado adonde llegó, no se hubiese desarrollado y cumplido sus funciones “si no fuese por la calidad de los seres humanos que compusieron esta empresa. Eso no significa que en todo este devenir no hayan existido conflictos, discusiones, broncas, que también forman parte de la convivencia. Lo importante, cuando se habla de estas relaciones, son los resultados”.

Añadió que este acto “puede ser un resumen de lo que es la vida, y seguramente cada uno hará este ejercicio mirando hacia atrás, analizando lo rápido que pasó todo. Me siento gratificado por haber trabajado con personas como ustedes y agradezco lo aportado a la empresa durante estos años”.

La secretaria general Teresa Morel, quien hace 41 años forma parte de la institución, hizo uso de la palabra en nombre de los más antiguos y definió al momento como de “sentimientos encontrados, por la alegría del comienzo de la vida de jubilada, y la tristeza por dejar esta empresa, su equipo, el lugar de trabajo y los empleados que la hacen vivir”.

Agradeció a los compañeros, a Torres, y a los demás miembros del directorio “que acompañan y ejecutan el compromiso de seguir cumpliendo los sueños de los misioneros”.

Visiblemente emocionada, invitó a “seguir apostando juntos en honor al futuro y a la vida que sigue su curso. Ustedes fueron en este tiempo, el pilar de estos 41 años de proyectos compartidos, de aprendizaje y de crecimiento”.

Segovia hizo un reconocimiento a su familia “que soportó mis ausencias durante mucho tiempo” y al borde de las lágrimas recordó a compañeros que ya no están como Héctor Dutra, Julio Temporelli, Andrés, Barchuk, José Galarza.

Agradeció a Torres que en estos trece años “me permitió crecer no solo en la provincia sino en el país con los proyectos que desarrollamos en conjunto para el bien de Misiones”

Los momentos más emotivos se vivieron en la sala cuando José, Armando y Graciela Galarza subieron al escenario para recibir el diploma que correspondía a su padre, José Dionel Galarza, empleado del área de Juegos recientemente fallecido con 39 años de servicio. Los trabajadores del Instituto se pusieron de pie para aplaudir su memoria.

La jornada de reconocimientos, concluyó por la noche con una gran fiesta que se desarrolló el Club que el Instituto posee en Jauretche y Tambor de Tacuarí.

 

Más Interés General