b_400_0_16777215_00_images_2016_h_pelotas_umma_11_Custom-min.jpgLas Pelotas pasaron e incendiaron en esta nueva visita que confirmó una verdad: Daffunchio y su combo post-rockero, son mucho más que eso… Las Pelotas son brillantes, son dulces, son picantes y son de acá… son nuestro rock.

Las puertas de este nuevo espacio para recibir espectáculos de música en vivo en la ciudad capital, abrieron al tiempo pactado para que los espectadores vayan encontrando su lugar estratégico para poder disfrutar el show. Para calentar tablas, los Prismáticos, la banda local, preparó un set de canciones donde recorrieron su horizonte que navega entre el rock y el pop, y que con su versión distorsionada de “Misionerita”, captó la atención de todos los aventurados que decidieron llegar a horario.

Al canto de guerra “vamos las pelooo” llegó la ovación total a Germán…  quien apenas pasadas las 22:30hs se hizo presente en posición rockera mirando de espaldas, punteó las notas de “El amor hace falta” y abrió una noche de mucho calor humano, emociones y reencuentro de la familia pelotera. Sin ánimos de mezquinar hits, sonaron en primer orden “Saben”, “Ya no estas”, “Cómo se curan las heridas” y “Personalmente”, baladas melosas que incentivaron a que más de uno abrace a su acompañante o a menearse al ritmo.

Se cumplió el brindis por un amor blindado

La banda del ex Sumo cumplió con las expectativas generadas por las casi mil 400 personas que llegaron con la intensión de escuchar cómo sonaba en vivo “Brindado por nada”, su reciente disco. Si bien este material viaja por diferentes matices sonoros escapando un poco ese rock que más los identifica, ninguna de las interpretaciones de la banda se quedó sin repuesta ni aplausos del respetable, que mostró pasión casi religiosa ante cada acorde y cada gesto de Daffunchio o Gaby Martínez, la guerrera de las cuatro cuerdas que comparte la responsabilidad de guiar los estados de ánimos de los fans cual pastor con sus corderos en cada madrugada, para finalizar con la habitual catarata de adrenalina brindada por “Capitán América”, “Shine” y los inmortales “Mañana en el Abasto” y “El ojo blindado”.

Es indudable que Las Pelotas en su línea de tiempo ha dado pasos contundentes dentro de la historia del rock argentino. Despegándose del estigma de Sumo y luego otro suceso que también los marcó, como fue de la desvinculación de, quizás, uno de los frontman más importante de nuestro país, el Bocha Sokol. A pesar de ello, Las Pelotas siguieron y siguen escribiendo, disco a disco y show a show, varias de las páginas más brillantes del gran libro de la escena del rock cantado en castellano.

Más Interés General