b_250_160_16777215_00_images_2014_h_accesoaguainta.jpgCon asesoramiento del INTA, 250 familias minifundistas del Departamento de Leandro N. Alem lograron acceder a este recurso y mejorar su calidad de vida. Estrategias de manejo en INTA Expone NEA.

Según publicó INTAinforma, el clima subtropical sin estación seca de Misiones y la alta disponibilidad de aguas superficiales, ubica a la provincia entre las más húmedas del país. Sin embargo, el mal manejo de los suelos productivos, la eliminación del monte nativo y el cambio climático impactan directamente en las reservas de este recurso y el abastecimiento de familias rurales. De allí la importancia de cambiar las pautas de manejo de los recursos naturales disponibles de desarrollar tecnologías apropiadas, las mismas se mostrarán en INTA Expone NEA Del 27 al 29 de junio en Posadas, Misiones.

José Demetrio Ferreyra, técnico extensionista del INTA Cerro Azul, Misiones, aseguró que “el agua es de vital importancia para el bienestar y desarrollo de las familias” y destacó el problema del déficit: “La falta de este valioso recurso, en momentos críticos, compromete la productividad, la diversificación y el mejoramiento de la producción destinada al autoconsumo y a la comercialización”.

“El acceso al agua para consumo humano y como recurso básico de producción es un derecho. Y, como tal, requiere del compromiso de organismos del Estado como el INTA para garantizarlo a fin de mejorar la calidad de vida y el desarrollo comunitario”, aseguró.

Así, a fin de revolver las necesidades de abastecimiento de 250 familias minifundistas del Departamento de Leandro N. Alem en Misiones, el equipo de extensión del INTA impulsó el sistema de protección de vertientes para uso comunitario. “Se trata de un sistema sencillo, de bajo costo, que aprovecha recursos locales e impulsa la conservación del ambiente, al tiempo que resuelve la problemática de abastecimiento”, detalló Ferreyra.

“Si bien muchas familias contaban con pozos de balde y/o vertientes naturales, no tenían resuelto el abastecimiento para uso doméstico y pecuario. En consecuencia, afrontaban la falta de agua con las consecuentes dificultades para mantener la continuidad en la producción durante el período estival y sostener la calidad de los productos de venta”, puntualizó el técnico.

A partir del trabajo comunitario, el aporte económico y el acompañamiento técnico con las familias de los Parajes Cerro Volcán, Picada Unión, Arroyo Bonito, Caá Guazú, Machadiño, Arroyo del Medio, km 38, Arroyo 25 y zona periurbana de Cerro Azul, del Departamento de Leandro N. Alem de Misiones acondicionaron ocho vertientes de alto caudal de reposición, se instalaron cinco sistemas de bombeo, 250 tanques de uso domiciliario y se armaron once redes de distribución de agua que alcanzan los 40 km de extensión.

El trabajo se realizó de manera conjunta con la Subsecretaría de Agricultura Familiar del Ministerio de Agricultura y Pesca de la Nación y el Programa de Desarrollo de Áreas Rurales (Prodear). Asimismo, contaron con la colaboración del Ministerio del Agro y la Producción de Misiones y de algunos municipios.

“Se trata de un sistema sencillo, de bajo costo, que aprovecha recursos locales e impulsa la conservación del ambiente, al tiempo que resuelve la problemática de abastecimiento”, detalló Ferreyra.

accesoaguainta2.jpgIr a la fuente, la clave

El sistema de fuentes de aguas protegidas realizado por el INTA se caracteriza por impulsar la conservación del medio ambiente, el uso racional de los recursos y la recuperación de las áreas degradadas, mediante la incorporación de especies nativas para proteger el entorno de las vertientes o nacientes, con lo que se logra mayor porcentaje de infiltración garantizando más cantidad y calidad del agua en las vertientes.

Entre los primeros pasos a tener en cuenta para su construcción, el técnico ponderó es determinar el caudal de reposición de la vertiente para corroborar la cantidad de agua y tomar una decisión en función de la demanda existente, realizar un análisis del agua, determinar el nivel natural de la vertiente, el tamaño de la fuente, los materiales a utilizar para la construcción y el sistema de abastecimiento.

A continuación, se acondiciona el lugar, se realiza el zanjeo para desagote y la apertura del reservorio. Además, se construyen los muros de contención, se colocan los caños de desagote, limpieza y la salida de agua para consumo. Luego, se carga el material filtro y se coloca una camisa para la instalación de bomba, si fuere necesario.

Luego, se cubre la fuente con plástico, tierra, pasto y plantas protectoras, y se instala el sistema de abastecimiento más apropiado. Finalmente, se realiza el cercado del perímetro del área preservada, lo que contribuye al manejo y protección de la microcuenca.

Estas serán algunas de las pautas que se compartirán del 27 al 29 de junio en Posadas, Misiones, en el marco de INTA Expone NEA. Con entrada libre y gratuita, la novena edición de la muestra agropecuaria no comercial más grande de Latinoamérica dará una segunda vuelta por el noreste argentino, para representar en 13 hectáreas a los sectores productivos de Misiones, Corrientes, Chaco y Formosa.

Más Locales