b_400_0_16777215_00_images_2017_bebe_mientemientequealgoqueda-min.jpegDurante el fin de semana, trascendió en varios medios de prensa la “noticia” que contaba que un hombre de Leandro N. Alem había entregado a sus hijos porque no tenía para darles de comer.

Sobre este caso que tomó relevancia, en primer lugar, FM AMÉRICA dialogó con el encargado de Prensa de la Unidad Regional VI-Alem, Oficial Auxiliar Luis Flores, quien nos dió a conocer la versión policial de este hecho.

“Nosotros tomamos contacto con esta información por redes sociales más que nada, porque obviamente nos incumbe. El Comisario Mayor Glazik (Jefe de la UR VI), dió la orden que Comisaria de la Mujer realice las averiguaciones pertinentes del caso, ya que se hablaba de una persona con necesidades extremas, que no tenía para mantener a sus hijos, y ´los regalo´ decía la nota”.

“Cuestión que después se descartó esta versión, ya que por vía judicial se realizaron los trámites pertinentes tiempo atrás. El padre de los menores con dos familiares cercanos hicieron los trámites pertinentes. Por esta razón, los niños fueron cedidos a ellos por disposición del Defensor de Menores. Una de las razones primordiales, es que el padre biológico se encuentra internado con un delicado estado de salud en la localidad de Jardín América”.

Flores remarcó para concluir “El principal protagonista de esta situación compleja, se encuentra en el SAMIC de Jardín América”.

En segundo lugar, en el Barrio 20 de Junio, donde supuestamente sucedieron todos los hechos, FM AMÉRICA habló con el padrastro del padre de 27 años de edad, Luis Ferreira, quien nos expresó “Ya me llamaron de la Municipalidad, porque dijeron que los chicos pasaban hambre acá, y no es así, hambre no pasaron nunca. El padre no quería trabajar directamente. Estuvo un tiempito acá, luego se fue, encontró una compañera y se fue a vivir allá (Jardín América). Ahí empezó a ´cambiar su cabeza´. Ella (la nueva pareja del padre de los niños) no quería tener a los chicos. Se acompañó con ella y luego no quería sabe más nada de los chicos”.

“Ahí aparecieron mi sobrina que vive en el SANA (Barrio Villa Libertad) y mi hermana que vive en el (Barrio) Janssen y se llevaron a los chicos. Al SANA el de 6 y al Janssen el de 4 años. Ellas hicieron el papel con el Juez. Todo en regla. Bien cuidadito todo. Van a la escuela, al médico y todo”.

Luego aclaró, “Esto ocurrió hace un mes más o menos, luego que yo tuve un accidente de moto. Ellos están bien, están con familiares, nada que ver con lo que salió en el diario”.

Posteriormente la madre, abuela de los chicos, dijo en FM AMÉRICA “Yo no sabía nada adonde se había ido, él me dejó a mí los chicos, me dijo unos días, pero luego se juntó con esa mujer y dijo que no quería saber más nada de ellos y ahí no le interesó más. Lo único que yo le decía a él era ´tenes que buscar un trabajo´. Yo me hago cargo (de los chicos) pero vos tenes que darle mantención a ellos. Pero ahora salen con eso, que los chicos estaban pasando hambre”.

La mujer, muy dolida por estos comentarios, expresó “Negativo que pasen hambre, yo vendí arena, vendí hielo, hacia changas para comprar pan y leche para los chicos. El vendía abono pero no traía nada, porque todo lo que juntaba llevaba para la otra. Esa que yo no quiero ni ver”. “Aparte de todo eso, me robó a mi $1.700 pesos cuando fué a cobrar para mí (el sueldo de la mujer en el banco). Con esa plata fue a hacer una fiesta con la señora esa y los chicos quedaron conmigo acá”.

“Yo les compré calzado, ropa y más, porque cuando estaban con esa pareja (del padre) estaban abandonados. Yo les bañaba, les cuidaba en la comida, les compré calzado para que no anden descalzos, pero yo no puedo tener a mis nietitos porque estoy enferma”.

“Mi hijo (padre de los dos menores) tiene 27 años. Murió su esposa y madre de los chicos porque tenía cáncer. Pero no alcanzo un mes y él ya se junto. Y eso a mí me dolió mucho, porque dejó a los chicos abandonados, como que sí nunca sintió nada por su señora”.

“Ahora, por suerte Dios amparó a los chicos”.

La mujer de 61 años, quien tiempo atrás administraba un comedor comunitario en ese Barrio, dijo para finalizar “Yo pongo todo en manos de Dios. Yo siento mucho y sufrí mucho con ese hijo, él fue el último de siete, pero ahora vivimos felices nosotros los dos y los chicos también, gracias a Dios está todo bien”.

 

A continuación, la nota que salió el día sábado en el canal nacional C5N sobre este tema:

 

Pasando en limpio

El padre de estos dos niños de 4 y 6 años dejó de hacerse cargo de los mismos luego que falleció su mujer, madre de las criaturas, y él comenzó una nueva relación en la localidad de Jardín América. La abuela paterna quien cuidó, alimentó y vistió a sus nietos, durante un mes aproximadamente, solicitó ayuda a sus familiares directos para que se hagan cargo de los niños ya que ella es grande y su pareja sufrió  un accidente en motocicleta; por lo que la hermana y sobrina de su pareja actual los tienen a resguardo a ambos niños, luego de realizar los trámites correspondientes en el Juzgado de Familia. Nunca pasaron hambre, nunca los entregaron como un objeto, nunca pasó lo que se dió a conocer como noticia.

No conocemos el objetivo de que la nota se haya hecho pública, ya que es mentira, dejando mal parada a nuestra comunidad toda, a las autoridades de Leandro N. Alem y de la provincia, como si “todos estamos muertos de hambre”.

Lo que salió en C5N y en algunos medios digitales e impresos, no tiene nada que ver con la realidad.

Hay muchas historias tristes, y que son difíciles de resolver sin colaboración externa, pero en este caso hay un padre irresponsable únicamente.

 

Más Locales