Posadas. Tiene 35 años y desde los 12 sufría abusos, amenazas y vivía en condiciones de esclavitud. Tras pedir ayuda fue rescatada y puesta bajo asistencia médica y psicológica, ya que presenta un importante cuadro de desnutrición y shock de “ausencia”, un reflejo que afecta a la memoria, derivado del desorden mental que padece. Mientras, el “Chacal de Villa Cabello”, de 57 años, quedó detenido.

Una mujer de 35 años denunció que su padre biológico abusó sexualmente de ella desde que tenía 12 años y la obligaba a vivir en condiciones de esclavitud, y fue puesto bajo asistencia médica y psicológica tras ser liberada.

El caso salió a la luz el lunes, en circunstancias en que la víctima buscó refugio en la vivienda de su vecina, ante una nueva golpiza perpetrada, según la denuncia, por su padre, de 57 años.

El hombre, quien se dedicaba a la pesca y al parecer padecía de adicciones al alcohol y a la marihuana, había comenzado a reprender a su hija porque había salido de la casa que compartía en el Complejo Habitacional de Villa Cabello.

A partir de la intervención de la vecina y en sede policial la víctima manifestó ante las autoridades que los abusos sexuales comenzaron cuando tenía 12 años, según reveló el abogado que la asiste.

El letrado dijo que el caso “cuenta con antecedentes en el matrimonio que terminó con la huida de la madre” de la víctima por las constantes agresiones que recibía y las inclinaciones del hombre a las bebidas alcohólicas.

Asimismo, sostuvo que la mujer “de pequeña fue a vivir con su abuela paterna”, pero con el tiempo su padre vendió la casa que le había sido adjudicada como residente de la zona costera del río Paraná, tras lo cual se instaló con su madre y su hija. A partir de entonces la víctima dijo que su padre la “desnudó completamente y me hizo lo que un hombre le hace a una mujer‘, en el comienzo de lo que fue ‘un infierno a escondidas de mi abuela que murió en junio pasado”.

Añadió que el hombre la “violaba cuando quería nomás y me amenazaba para que no dijera nada”, y reiteradamente hizo alusión al carácter irascible de su padre, quien la amenazaba con “romperle todos los huesos”  si divulgaba la situación.

Finalmente el lunes la mujer acercó un tejido a su vecina y al regresar a su casa se habría encontrado con su padre fuera de sí, que amenazó con otra de las habituales golpizas, por lo cual salió a pedir ayuda. La presencia de una comisión policial restauró el orden en el vecindario, pero además puso al descubierto los padecimientos de la mujer, quien en la comisaría relató sus vivencias de 23 años, una situación que hasta los vecinos ignoraban, según se supo.

Por decisión de la justicia la víctima se encuentra bajo tratamiento psicológico y asistencia médica, ya que presenta un importante cuadro de desnutrición y shock de “ausencia”, un reflejo que afecta a la memoria, derivado del desorden mental que padece, dijeron los médicos. El hombre fue alojado en una comisaría de Posadas en tanto continúan los trámites judiciales y las investigaciones, pero en el ambiente policial fue bautizado como ‘El chacal de Villa Cabello‘.

Más Policiales