Posadas- Se trata de una chica de 23 años quien el pasado miércoles 27 de julio había denunciado en la comisaría de la Mujer UR-1 que dos días antes había sido interceptada, en Av. Francisco de Haro, por parte de un desconocido quien supuestamente la sometió sexualmente.

Con el correr de las horas, el personal de la dirección de Investigaciones Complejas notó contradicciones en los dichos de la supuesta víctima quien aparentemente no habría padecido el vejamen. No obstante con cautela se aguardará la ampliación de la denuncia que realizará la joven de 23 años en sede policial, y de esa manera se tratará de establecer los motivos por los que la misma instaló un hecho presumiblemente inexistente.

Más Policiales