b_250_160_16777215_00_images_2014_g_Downloads4_Custom.jpgEl gobernador Maurice Closs inauguró una delegación del Instituto de Previsión Social y una farmacia en San Vicente y Aristóbulo del Valle, donde anunció la pronta construcción de un nuevo edificio municipal. Además, en San Vicente inauguró un SUM en el Jardín Botánico.

En sus discursos, el mandatario hizo hincapié en la necesidad de dejar de lado los discursos extremos, admitir que se hizo mucho y concentrarse en las cuestiones que todavía están pendientes de resolver. También anunció que el viernes cobrarán los jubilados que dependen del IPS -los retirados de la Policía con un aumento- y el sábado, los empleados activos de los tres poderes. 

En Aristóbulo del Valle, Closs recordó el Tedeum al que el domingo asistió la presidenta Cristina Fernández, y la visita del Papa Francisco a Tierra Santa como ejemplos del aporte al equilibrio. “Cuando alguien se junta a conversar con alguien que tiene otra visión, no nos debiera sorprender. Como sociedad en estos tiempos debemos hacer un enorme esfuerzo en no trabajar ni militar desde los extremos, no establecer un discurso, una oratoria y una acción desde los extremos, porque son contraproducentes”, indicó.

“Pido como gobernante que se reconozca las muchas cosas que hacemos y asumo que todavía quedan muchísimas cosas por hacer, cosas pendientes. Esa es la realidad y siempre va a ser la realidad. Pero cuesta moverse en este mundo de la política cuando uno construye 40 escuelas  y hay medios que nunca sacan y el día que uno inaugura una escuela, ponen una nota sobre goteras en otra escuela. Y seguro que va a haber, porque siempre quedan cosas pendientes. Pero seguro que pocos gobiernos han hecho tantas escuelas como nosotros y así pasa en cada uno de los rubros de la gestión. Vemos las cosas hechas y las que están pendientes. El extremo malo es el que dice está todo hecho o dice nada hecho”, apuntó.

Closs indicó que la situación del Instituto de Previsión Social “sirve para plantear esto de los extremos, que además son utilizados desde un rol electoral”.

“Asumamos que tenemos una característica como provincia, tenemos un IPS, con sus dos vertientes, la de la salud y la atender a los jubilados. Otras provincias no tienen eso porque transfirieron sus cajas, el ingreso del jubilado y la atención médica. Ahí debe estar el fiel de la balanza. Con los retirados de la Policía, más allá de los conflictos, desde 2012 a hoy, cuando todavía queda un aumento del diez por ciento en mayo, la mejora jubilatoria fue del 200 por ciento. Falta, pero se hizo mucho con un 200 por ciento en 24 meses. Con el ingreso docente, aceleramos movilidades jubilatorias y el aumento desde el principio del año pasado a hoy es de un 80 por ciento. Puede ser más, pero es lo que pudimos hacer”.

“No nos tenemos que parar en los extremos, porque eso revienta el sistema. Y debemos cuidar el sistema, escuchar mucho, escuchar las ideas. De escuchar a los jubilados salió la propuesta de la ventana jubilatoria, y de anticipar la jubilación con 20 años de aporte si tenés la edad para jubilarte y querés irte a tu casa”, explicó.

En Aristóbulo del Valle se inauguró una plaza saludable y la sede de atención al afiliado del IPS. El Gobernador pidió a la presidenta del organismo, Sandra Montiel, que la delegación atienda mañana y tarde y se designe a un médico auditor. Al mismo tiempo, le anunció al intendente Eldor Hut que pronto se iniciará la construcción del nuevo edificio municipal.

En San Vicente, el Gobernador, acompañado por el alcalde Waldomiro Dos Santos; el ministro de Salud, Oscar Herrera Ahuad;  el titular de la Dirección General de Arquitectura, José Omar Rodríguez, Sandra Montiel; diputados nacionales, provinciales y otros funcionarios, se inauguró otra delegación del Instituto de Previsión Social y  un  Salón de Usos Múltiples en el Jardín Botánico.

Allí reiteró que “este es un tiempo en el que todos debemos hacer un enorme esfuerzo por evitar ubicarnos en los extremos”. “Les pido a los que están enfrente, que no digan que no se hizo nada. Sepamos que hay cosas hechas y cosas que faltan. El fiel de la balanza debe estar en reconocer lo que hicimos y saber las que hacen falta”.

“Los modelos de oposición por oposición misma o de decir que estamos en el mejor de los mundos, no nos sirven para nada, porque llevan a discursos fuertes, confrontativos. Argentina no necesita eso, sino que terminemos las cosas que están pendientes”, argumentó.

“San Vicente es distinta a la de hace diez años y nosotros hemos contribuido mucho, aunque falta. La ruta 221 es sueño de muchos, imposible de afrontar con recursos provinciales o directos del Estado nacional, pero pudimos buscar un crédito internacional que pagará el Estado nacional”, señaló.

“Yo les hablo desde esta posición, de encuentro, de diálogo, de tolerancia, de saber escuchar. He iniciado un diálogo con sectores opositores. Hacemos lo que vamos entendiendo que podemos hacer para que se genere inclusión y justicia”, culminó.

Más Provinciales