juan-enrique-acunia.jpgLa Sociedad Argentina de Escritores Filial Misiones expresó su gratitud a los legisladores misioneros por el dictamen favorable que tuvo el proyecto de ley para declarar el 13 de Junio "El Día del Escritor Misionero", presentado por la diputada Lilian "Tiki" Marchesini y "que nació de una inquietud generalizada de escritores de la provincia, en honor y homenaje al gran Juan Enrique Acuña", manifestaron.

El escritor Anibal Silvero contó que "hace varias décadas se planteaba este tema en reuniones informales de escritores, sobre todo era promovido por el periodista Esteban Abad y la escritora Rosita Escalada Salvo, pero se oficializó hace tres años, en un té literario que realizó la Biblioteca de las Misiones por el Día del Escritor", contó el presidente de Sadem, "entonces encomendaron a la Sadem gestionar el pedido a un legislador provincial, y afortunadamente Tiki Marchesini entendió la propuesta", manifestó.

JUAN ENRIQUE ACUÑA

Juan Enrique Acuña nació en 1915. Desde 1936 desarrolló actividades artísticas y culturales que lo llevaron a abandonar estudios universitarios, en 1943.

Entonces, se dedicó al periodismo, la literatura y el teatro. Su producción poética se compone de Triángulo (1936) La Ciudad Sangrante, El Canto  y El Río los que junto con El Cedro completan la trilogía publicada por el Gobierno provincial en 1987.

Desde 1944 alterna con labores teatrales. Publica La Ciudad condenada, y es representada en Buenos Aires en 1957.

Participa activamente en el movimiento teatral independiente como director de La Rueda y de La Máscara, y como Secretario de Cultura de la Federación de Teatros Independientes de Argentina.

Fue Director de Cultura de Misiones; en 1944 comienza Los Títeres del Verdegay, estrenando con ellos sus primeras obras. En 1955 funda Titiritaina y luego organiza el Departamento de Títeres del IFT. Dicta cursos, talleres y monta espectáculos.

Desde 1961 a 1963 es becario del Ministerio de Cultura de Checoslovaquia, donde se perfecciona en áreas del teatro de muñecos en la Universidad de Praga. Además asiste a Talleres de Cortometrajes con Muñecos Animados.

De vuelta a Buenos Aires, funda y dirige el Museo de Títeres, estrenando sus espectáculos más importantes.

Llega a Costa Rica en 1968 y funda allí el Museo de Títeres. Dedica su vida y obra a este grupo, produciendo espectáculos, construyendo muñecos, dirigiendo, capacitando actores y manipuladores, organizando temporadas y realizando infinidad de funciones en salas, giras nacionales e internacionales. Es, entonces, docente en el Conservatorio de Castella y en la Escuela de Artes Dramáticas de la Universidad de Costa Rica.

Publica Teatro de Títeres y su versión en checo Argentinsky Ctyrlistek, y se aboca a la tarea de reunir toda su experiencia en el campo del teatro de muñecos en un manual que contiene historia, teoría y práctica de este arte, obra inédita que se publicó en Cuba y Buenos Aires.

En 1987, Juan Enrique Acuña regresa definitivamente a su suelo natal a trabajar en un proyecto de televisión educativa, realizando un cortometraje y formando un nuevo grupo que inicia con su obra El Lagartito Travieso.

Pero una repentina enfermedad lo obliga a regresar a Buenos Aires en donde fallece el 13 de junio de 1988.

A partir de este año, la fecha de su partida será recordada doblemente el Día del Escritor, en Misiones.

Más Provinciales