Presidente ACTIM - Carlos ZuberbuhlerEl organismo recaudador pretende contabilizar los montos que perciben por el FET como precio, con lo que la mayoría queda fuera del monotributo social y perderá  también la asignación universal por hijo y las pensiones graciables.

Miles de productores tabacaleros se encuentran en alerta por una disposición de la AFIP que pretende incorporar los montos que perciben como “retorno” del Fondo Especial del Tabaco al cuadro de ingresos en general, con lo que la mayoría superaría los topes previstos en la categoría monotributo social y costo cero con lo que pierden de inmediato el derecho al cobro de la asignación universal por hijo y todas las pensiones graciables, ya que son incompatibles con las demás categorías de monotributo.

Desde la Asociación de Campesinos Tabacaleros independientes de Misiones (ACTIM) su presidente, Carlos Zuberbuhler, advirtió que el 80% de los productores tabacaleros sufrirá esta grave afectación en caso de que la AFIP avance con la pretensión, a la que calificó como “un verdadero atentado contra la producción” con gravísimas consecuencias en Misiones.

“Si esto avanza el año que viene va a haber la mitad de tabaco, los colonos van a dejar de plantar y se van a engordar las villas”, advirtió, ya que en la actualidad los colonos reciben un precio muy por debajo de los costos de producción, por lo que sólo ven algún beneficio que les permite la supervivencia con el monotributo social, la AUH y las pensiones.

“La AFIP no tiene en cuenta que el colono no recibe casi nada en boca de acopio porque todo es deuda con la empresa por los insumos, entonces la única plata que realmente lleva a su casa es la del retorno. Ellos toman en cuenta todo como si fuera plata en el bolsillo del colono, pero no entienden que no es así en realidad. Es un desastre social el que van a provocar y estamos alertas y esperando respuestas, y dispuestos a movilizarnos”, dijo.

El tope actual para el monotributo social es un ingreso de 48 mil pesos anuales, un monto demasiado bajo para los pequeños productores minifundistas que deben facturar por todo lo percibido, pero que en realidad pierden gran parte en deudas por insumos y costos de producción.

“Estamos hablando del trabajo de todo el año y el drama de todo el año también. Nosotros hicimos el pedido en forma inmediata para que suba el tope del monotributo social o dejen de lado la intención de sumar el retorno a la facturación, que para nosotros no es precio, sino subsidio. Esperamos que el Estado nos ayude y no mate la producción, porque después dicen que se pierde la cultura del trabajo y es verdad si al final terminamos trabajando para deberle a las empresas y al estado y no alcanza ni para subsistir”, graficó.

Reglamentaron la ley de contingencias climáticas

Por otra parte el dirigente anunció que finalmente el Poder Ejecutivo reglamentó la ley de Asistencia Integral al Sector Tabacalero, conocida como de “contingencia climática”, impulsada por el Partido Agrario y Social (PAyS) y aprobada por unanimidad hace ocho meses en la legislatura misionera. “los colonos estaban muy angustiados por el retraso, porque se aprobó un beneficio que no se podía usar. Ahora ya se puede cobrar el seguro si hay afectaciones en la plantación o en los galpones por contingencias climáticas y vamos a informar en todos los medios posibles de la zona productora, cuáles son los requisitos para acceder a los beneficios”, finalizó Zuberbuhler.

Más Provinciales