b_250_160_16777215_00_images_2014_i_Downloads14_Custom.jpgEl gobernador Maurice Closs encabezó por segundo día consecutivo el comité de crisis que se conformó para brindar contención a las más de 6500 personas evacuadas en toda la provincia por la creciente del río Uruguay y otros arroyos. En la mañana del domingo recorrió las localidades de Panambí y San Javier, y estimó que la reconstrucción de todo lo afectado por la histórica creciente, demandará no menos de 500 millones de pesos.

El sábado había estado en El Soberbio, Alba Posse y el domingo recorrió la zona afectada más al sur, donde hay cientos de evacuados y muchas casas anegadas o directamente destruidas por la fuerza del río que creció a niveles por encima de la inundación de 1983, recordada como la mayor de Misiones.

“Es muy grave lo que ocurrió porque en San Javier, Alba Posse, El Soberbio, el agua subió a niveles históricos y donde hay una mayor cantidad de gente evacuada. No sólo en la ribera del río, sino dentro de los pueblos. Esa es la situación en la costa del Uruguay. Hay más de 6500 personas evacuadas, con familias que han perdido todo”, indicó el mandatario en declaraciones a los medios.

Closs afirmó que una de las zonas más complejas para brindar la atención está en la localidad de Aurora y alrededores, con lugares a los que no se ha podido llegar. Incluso, recibieron un grupo electrógeno para reponer la electricidad, pero no se pudo poner en marcha por seguridad, ya que el agua afectó a las conexiones eléctricas. En Panambí, en cambio hay 70 familias evacuadas, y unas cien casas ribereñas afectadas.

Desde San Javier el mandatario destacó las innumerables muestras de solidaridad de los misioneros y señaló que las principales necesidades son abrigo, comida, colchones y agua, que el Gobierno está distribuyendo, en paralelo al aporte de la sociedad.

Closs explicó que todavía no se puede hacer una estimación rigurosa del daño, ya que no se puede determinar cuántas personas deberán ser relocalizadas y el daño en infraestructura que ocasionó la crecida. Pero reiteró que “el impacto económico y social es muy duro”.

El Gobernador confirmó que toda la zona afectada será declarada en emergencia económica con beneficios fiscales para los damnificados y la búsqueda de ayuda nacional e internacional.

“Vamos a pedir el doble de la Asignación Universal por  Hijo para las familias afectadas y recursos para el agro”, adelantó. También habrá ayuda especial para comerciantes y empresarios del turismo cuyos emprendimientos fueron alcanzados por la histórica creciente. A la zona ya llegaron efectivos de Defensa Civil de la Nación y el Gobernador mantiene contacto directo con el Ministerio de Seguridad y el Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich. También habló con el ministro de Planificación, Julio De Vido para ponerlo al tanto de la situación y las necesidades prioritarias para la reconstrucción.

“Más allá de la ayuda, el Estado misionero va a estar presente, como siempre y  vamos a ser eficientes. Hoy hay que ser eficaces, para que todos reciban la asistencia inmediata que requieren. Después hay que ser eficientes con la ayuda económica para las viviendas, pero que no haya avivados o grupos de presión que se quieran aprovechar”, sostuvo.

El mandatario descartó que la creciente sea producto de las represas río arriba en Brasil. “En todo caso, la represa sujeta el agua. No te puede causar más agua. Recién cuando no puede sujetar más, la libera. Cuando se inunda el río Paraná, la represa te genera estabilidad y tratamiento costero. Las represas son reguladoras de los ríos. Esto es la naturaleza, se comporta así. Y te pasa por arriba”, opinó.

Finalmente, Closs volvió a valorar la solidaridad de los misioneros y pidió que se siga colaborando a través de donaciones que pueden ser entregadas en las comisarías, en Canal 12 en Posadas o en la Vicegobernación. “El que quiera venir sólo o con su grupo, con espacio político u organización, que lo haga, pero que primero averigüe dónde y qué hace falta. El Soberbio, Aurora, Alba Posse, Panambí y San Javier son los lugares más complicados. Pero todos necesitan ayuda y el pueblo misionero está dando una enorme muestra de solidaridad”, culminó.

Más Provinciales