b_0_375_16777215_00_images_2014_i_IMG_0886_Custom.jpgEn una soleada siesta misionera, el gobernador Maurice Closs encabezó el acto central para conmemorar los 198 años de la Declaración de Independencia de la Argentina. El lugar elegido fue la plaza Sarmiento en el populoso barrio de Villa Cabello en Posadas, donde cientos de vecinos compartieron el acto cívico militar coloreado de celeste y blanco.

“Ha sido una grata decisión hacer este acto central unidos, lo cívico, lo militar, lo social, los poderes del Estado, metidos en un barrio de la ciudad. Ya lo habíamos hecho en la plaza 9 de Julio, en la Costanera y nos parecía bueno acercarnos a un barrio señero de esta ciudad”, destacó el Gobernador, quien estuvo acompañado por el vice, Hugo Passalacqua, el intendente de Posadas, Orlando Franco y funcionarios provinciales y municipales.

“Hoy es un día de puro color celeste y blanco, especial, donde se dan coincidencias que provocan sinergia, que potencian una realidad. La realidad histórica es que nos juntamos como hace 198 años un puñado de argentinos, para hablar de nuestra patria e independencia. Ellos para declararla, nosotros para honrarlos, para recordarlos y para comprometernos”, indicó el mandatario.

“Esta fecha histórica coincide hoy con la celeste y blanca en el pecho de Messi que se replica en cada niño, adolescente, hombre y mujer de la Argentina. El sentimiento nacional es algo que hoy nos une y está a flor de piel”, consideró en relación al partido de la selección por las semifinales del mundial de Brasil.

“Lo importante es evocar y hacer un pequeño análisis del sentido de la independencia. La independencia es no depender de nadie. En aquellas épocas estábamos cansados de que se lleven nuestra renta, que decidan qué se industrializa, que se regale nuestra tierra, que se nos gobierne desde lejos. Ese proceso culmina con la Declaración de la Independencia, que es un hecho que hay que ganarlo todos los días y cuidarlo en cada acción especialmente los que tenemos responsabilidad de gobierno”, explicó.

Closs advirtió que la independencia no debe quedar en una declaración abstracta, ya que “los que tienen vocación imperialista siempre están de pie y buscan apropiarse de un pueblo para hacerse de sus riquezas, potencial y futuro”.

“En aquella época, la cara era del colonialismo. Pero la pelea siguió y bastan algunos ejemplos. En otros años buscaban a través de hombres formados en la escuela de las Américas, perpetrar golpes de Estado, como manera de afectar nuestra independencia. Luego la independencia fue sometida con el consenso de Washington con gobiernos democráticos funcionales que entregaron las riquezas y el patrimonio. Esa amenaza sigue latente con los fondos buitres que quieren someter a la Argentina”, comparó.

“Es responsabilidad del Gobierno y de cada uno defender esa independencia, administrar nuestros recursos naturales, que diseñemos nuestras políticas. Una provincia también, si bien forma parte de la Nación, debe tener independencia de criterios y no depender de sistemas financieros”, analizó.

Para el mandatario, una de “las grandes cosas” que hizo el Gobierno provincial desde 2003 “es el desendeudamiento”.

“Es mejor no deberle nada a nadie y menos a aquellos que te quieren esquilmar. Arreglarse con lo propio es lo mejor. Este espacio político ha construido independencia en términos de desendeudamiento, que significa más educación, más salud, que ya no dependemos de otros lugares para atender la alta complejidad. Significa tener energía, recursos naturales, nuestra comida. Este proceso de independencia es inteligente y lo viene desarrollando Misiones, por mérito 1,2 millones de misioneros”, afirmó.

“En estos días se conoció que solo cinco provincias del país no entraron en recesión y una de ellas es Misiones gracias a muchos criterios de independencia, de trabajo y de producción que tiene el pueblo de Misiones”, resaltó Closs.

“El sentimiento nacional tiene su cara, sus valores que nos unen y dentro de esos valores hoy es imposible no hacer referencia a que el país esté vestido de azul y blanco; y ojalá que también el 13 de julio, porque el deporte nos une y mucho al argentino, mucho nos une esta selección. Y con esta selección uno puede hacer un paralelo con la independencia. En los mundiales solo tienen representación los países independientes. Si hubiéramos sido españoles, nos hubiéramos ido en la primera ronda, lo mismo si fuéramos colonia inglesa. O estadounidenses, ya hubiéramos perdido contra Alemania. Sin Andresito y las luchas coloniales, estaríamos llorando el 7 a 1, pero gracias a Dios somos independientes. Y todos juntos vamos a mirar ese resultado que nos va a volver a unir, especialmente esos 1814 misioneros que todavía no pueden volver a sus casas por la inundación. La solidaridad es un valor que nos une, además del deseo de seguir viviendo y creciendo en paz”, culminó.

Más Provinciales