b_0_375_16777215_00_images_2014_i_IMG_1419_Custom.jpgEl gobernador Maurice Closs entregó 20 viviendas a sus felices adjudicatarios en la ciudad de San Ignacio. Junto al intendente Juan Esteban Romero, el mandatario destacó que las “obras se transforman en parte de la vida y el futuro” de los nuevos dueños.

“Cuando asumimos el segundo mandato, como experiencia del primer mandato, tomamos como criterio una planificación de cuatro obras prioritarias para cada municipio. Romero cree que son cuatro por el Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional, cuatro por Arquitectura y cuatro por Vialidad. Y está bien, porque cada uno debe defender a su pueblo y sobre todo este, que es tan tradicional, tan histórico”, resaltó Closs en el inicio de su discurso.

“Hoy nos convoca la vivienda, que genera la palabra tranquilidad en la familia. La palabra tranquilidad aparece como uno de los elementos comunes en las entregas de viviendas en Posadas, Iguazú, San Ignacio o la ciudad que fuera. Además genera una calidad de vida distinta, que pasa por recibir a los amigos, dejar de poner la mano en el bolsillo para pagar un alquiler. Pasa por la posibilidad de armar su propio hogar. Tener la comodidad de que sus hijos tengan su espacio propio. Hacer un asado, o agrandar un espacio común. En definitiva, le da previsibilidad a la familia”, resaltó.

El mandatario indicó que “en los pueblos nos conocemos entre todos” y “sabemos lo importante que es para cada familia el día de hoy. Pero sepan que para nosotros también es muy importante porque es indescriptible e incomparable la sensación de estrechar la mano de un adjudicatario”, expresó.

“Uno siente que uno está dando una verdadera solución. Porque estas viviendas construyen otra parte de su vida y futuro”, argumentó.

Closs destacó que el Iprodha construye “viviendas de todo tipo y que la solución habitacional es una de las prioridades”.

“Las cuestiones sociales son prioridad y la obra pública tiene sentido social en un porcentaje altísimo. Por algo, cuando se reseñan las cosas que se están haciendo en San Ignacio, aparecen escuelas como la prioridad, como también tiene un sentido social el espacio en torno a las Reducciones Jesuíticas, que hay que hacerlas a nuevo, porque no queda lindo y se transformará en un espacio en común, en una ciudad más linda para nosotros y los que nos visitan”, explicó.

“Las obras del Iprodha son completas. No solo son viviendas, sino lindas, accesos, se hacen parquizados, veredas”, puntualizó y recomendó a los adjudicatarios “no ser pavos” y vender esta casa porque “les costará horrores construir una casa parecida”.

Closs se comprometió a volver próximamente a San Ignacio para inaugurar la escuela BOP 100 y licitar a la brevedad el nuevo Centro Cívico. “Nos gusta estar cerca de nuestra gente. Hoy muchas familias han ganado en tranquilidad y podrán crecer más y vivir en paz”, culminó.

Más Provinciales