La sana administración de los recursos es una herramienta central para el crecimiento con inclusión, una de las premisas que mantiene el gobernador Maurice Closs. Las finanzas saneadas permiten tener una economía dinámica y en crecimiento. Gracias a estas virtudes, Misiones es una de las pocas provincias que ha evitado entrar en la tan temida recesión.

Una de las claves para que esto no suceda es el rol del Estado. La inversión permanente en la obra pública, los créditos a la producción o al turismo y la inyección presupuestaria a los salarios, provocan un efecto cascada que se percibe en los indicadores. Misiones tuvo en 2013 un crecimiento superior al cinco por ciento según estimaciones privadas, sin haberse endeudado y sin haber dejado de invertir.

Ese crecimiento se refleja en la recaudación propia y permite sostener el constante incremento de los salarios de la administración pública, que redunda después en un mayor consumo.

Misiones ha sido una de las pocas provincias que eludió los conflictos salariales durante el año y el diálogo permanente permite proyectar soluciones conjuntas sin confrontaciones.

El ejemplo es el nuevo acuerdo salarial alcanzado con el sector educativo. Gremios y autoridades educativas mantuvieron las negociaciones abiertas durante todo el año y ahora sellaron un nuevo incremento: el salario básico de un maestro de grado se elevará a 2.300,77 pesos desde julio, con un incremento de 394 pesos en lo que va del año. También se elevará el concepto de adicional remunerativo y bonificable para personal no jerárquico del 10 al 13 por ciento y sus equivalentes en horas cátedra y el adicional de primer cargo al 4,5 por ciento, mientras que el adicional por cargo directivo se incrementará del 8 al 10 por ciento.

En agosto se elevará el básico de maestro de grado a 2.340.77 pesos (434 sobre el básico en lo que va del año) y el adicional remunerativo y bonificable para el personal no jerárquico al 15 o su equivalente en horas cátedra. Lo mismo sucederá con el adicional de primer cargo, que aumentará al seis por ciento. Respecto a febrero, la suba es del 20,7 por ciento en julio y el aumento en agosto implicará una suba del 39 por ciento en promedio.

En  el acuerdo alcanzado destacaron los gremios, es mejor que el de otras provincias, que negociaron porcentajes menores y partes que recién se alcanzarán cerca de fin de año. En Misiones, la Mesa de Negociaciones se mantiene abierta todo el año, lo que evitó que los chicos pierdan días de clases con paros inconducentes.

No fue el único anuncio salarial de la semana. Después de rubricar el acuerdo con los docentes, el secretario de Hacienda, Adolfo Safrán, anunció junto al vicegobernador Hugo Passalacqua, un incremento del 11 por ciento sobre el salario de bolsillo de los empleados de la administración central. Una parte irá al básico y el resto se compone de adicionales remunerativos. El incremento se trasladará a la movilidad jubilatoria y también, desde julio, se aplicará la movilidad para los docentes retirados. La jubilación mínima también aumentará.

Todo esto se logra con una buena administración que cuida los recursos propios, generados por una buena política fiscal, pero con una visión determinante: es el Estado como rector de la economía el que permite un derrame efectivo.

Más Provinciales