b_250_160_16777215_00_images_2014_j_M._Duarte2_Custom.jpgLa Diputada Myriam Duarte (PAyS-Nuevo Encuentro) quien trabaja en un relevamiento de casos policiales y el rol de la policía en Misiones, destacó que su preocupación se origina en una sucesión de casos que se dieron en Oberá; entre ellos el de Hugo Wasyluk que en abril de 2011 fue detenido por efectivos de la comisaría de Villa Bonita a raíz de una denuncia radicada por su hermana, a quien el hombre habría amenazado de muerte.

Posteriormente, el hombre fue trasladado a uno de los calabozos de Seccional Primera de Oberá, y dos días después fue encontrado sin vida, el resultado de la autopsia determinó que la víctima sufrió una golpiza y murió por broncoaspiración de líquido intestinal.

"Ese fue uno de los tantos casos de una persona muerta en manos de la policía, y que motivó que a poco de asumir me pusiera en contacto con un especialista en materia de seguridad pública, y comenzamos a trabajar en un seguimiento de diferentes casos que suceden permanentemente. También son muchos los ciudadanos que me acercan información, me llaman para contarme distintos niveles de abusos por parte de la policía", señaló Duarte en el programa El Foro que se emite por Misiones 4.

Para la legisladora de Nuevo Encuentro, hay una visión generalizada en las fuerzas policiales en el sentido de que los abusos están admitidos. "Creo que quizás tiene que ver con plantar un perfil del policía agresivo, y del que hay que cuidarse porque genera temor; pero es importante destacar que en todas las profesiones hay gente que cumple correctamente su trabajo, y otra que hace abuso del lugar que ocupa para sacar beneficios. El tema de la policía es especial porque son personas que están autorizadas legalmente a portar armas en defensa de sus conciudadanos, y como en otros ámbitos también existe una actitud corporativa donde además esa unión interna es mucho más fuerte y estrecha que los lleva a que intenten protegerse corporativamente".

Duarte lamentó que "estemos en una instancia en la que ya estos niveles de discusión deberían estar perimidos en el sentido de que es necesario que la institución policial recupere sus lazos con la sociedad, que los reconstituya, y para eso hay que trabajar en un análisis hacia adentro porque éstas malas prácticas desprestigian a toda la institución, y creo que debe ser una preocupación del Estado Provincial".

"Hay policías no deberían estar en la calle ejerciendo su trabajo"

El proyecto que encara la diputada Myriam Duarte, apunta a trabajar en varias aristas para el personal policial, y en ese sentido "también estamos evaluando formas de trabajar a nivel social para descifrar cuál es la percepción y los requisitos que como sociedad le imponemos a la policía, porque creemos que debe estar disponible para ir a ocuparse de una disputa entre vecinos por una medianera, por ejemplo, y además resolver situaciones de delitos complejos que no tienen correlación".

Reiteró que como sociedad "nos debemos un debate sobre nuestra visión de la seguridad y tiene que ser promovido por el Estado, además de las obligaciones que tiene y que son indelegables", expresó Duarte.

En relación al caso Raúl Guirula, muerto a golpes en un operativo realizado por efectivos policiales de la Comisaría XIII y miembros del Comando Radioeléctrico Unidad Regional 1 y otros sucesos similares como el de Mario Golemba, que todavía no se esclareció, Duarte sostuvo que "vemos que hay un factor psicológico que lleva a esos policías, a tener enfrente a una persona esposada que no está en condiciones de defenderse, y darle semejante golpiza hasta provocar la muerte. Estamos hablando de un cuadro psiquiátrico grave en todos los involucrados y esos policías no deberían estar en la calle ejerciendo su trabajo. Se necesita no sólo un examen psicológico para el acceso al servicio, sino que tenga una continuidad periódica", dijo la legisladora.

Más Provinciales