El Partido Agrario y Social (PAyS), con el acompañamiento de los bloques de la UCR y el PRO, elaboró una serie de proyectos legislativos a modo de “salvataje” de la producción mandioquera en la provincia, fuertemente golpeada por la importación de almidón o fécula de mandioca desde mercados internacionales, y por falta de un programa de promoción de la industrialización y del consumo en el mercado interno, panorama que afecta directamente a 16 mil productores misioneros que ven con desesperación cómo la mandioca “se termina pudriendo en las chacras”.

Así, el salvataje propuesto apunta a tres ejes: el freno a la importación de almidón desde Tailandia, un programa serio de promoción de la incorporación de la mandioca en la dieta de los argentinos y un fondo rotatorio de préstamo de 20 millones de pesos para que las cooperativas puedan comprar toda la producción, que corre serio riesgo de perderse.

Los tres proyectos que se tratarán en la legislatura misionera buscan frenar “el problema económico y social gravísimo en la zona productora de la ruta 12, con un cluster que supuestamente se creó para defender al pequeño y mediano productor, pero que no puede salir adelante por distintos factores y por falta de políticas claras de promoción” expresó el autor de la iniciativa, Héctor “Cacho” Bárbaro, quien la semana pasada se reunió con representantes de la cadena de producción.

Desde todos los frentes

“Desde hace algunos años, desde el Poder Ejecutivo Provincial se viene promocionando y alentando la plantación de mandioca para ser destinada a la producción de almidón, que tiene un déficit de producción nacional complementado con importaciones que cubrían esa demanda”, recordó Bárbaro refiriendo el panorama que impulsó a la creación de un cluster que finalmente no prosperó y hoy está en seria crisis debido a la importación desenfrenada desde Tailandia que ingresó miles de toneladas al mercado local a un precio significativamente menor (40% - 50%), por lo que es imprescindible que se cupifique o se frene tal importación.

En cuanto a la promoción del consumo, “creemos que así como se hacen importantes esfuerzos por la difusión de la Cataratas del Iguazú, la promoción de un alimento que se produce mayoritariamente en nuestra provincia y es parte de nuestra identidad culinaria debe ser difundida en forma activa por parte del estado Provincial, ya que además es fuente de recursos para el colono. Son 16 mil productores que se verían directamente beneficiados”, dijo Bárbaro.

Finalmente, en relación al fondo de préstamo rotatorio, el legislador señaló que “en los últimos años el Gobierno Provincial, le pedía a los colonos que produzcan más mandioca para proveer a las plantas almidoneras que se construyeron con financiación de fondos públicos. Pero nuevamente, la falta de gestión y la falta de compromiso de los funcionarios de turno echaron por tierra el trabajo de los productores. Hoy se calcula que ya el 20% de la producción se está pudriendo en las chacras, sin cosechar. Las cooperativas  tienen miles de kilos de stock que no pueden vender por la invasión de almidón proveniente de Tailandia a un precio 50% menor al almidón producido en Misiones”.

“Ese fondo les permitirá sobrestockearse a las Cooperativas y sostener al colono en la producción futura de mandioca. Sin esta medida, el saldo de este terrible descuido serán millones de kilos de mandioca pudriéndose en las chacras, el desaliento de los productores y la quiebra de las nuevas cooperativas que se formaron al amparo de las promesas oficiales y los dineros públicos”, finalizó.

SEGURIDAD ALIMENTARIA

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) asegura que la mandioca, considerada antes como un “alimento para pobres”, tiene un gran potencial para convertirse en el alimento del siglo XXI. Esto se debe a que la producción y demanda se incrementa en contraste con el alto precio de los cereales.

Indica que además de su potencial alimenticio para el ser humano, otras partes de la planta pueden utilizarse como alimento para animales, y que el ganado criado con mandioca tiene una buena resistencia a las enfermedades y bajas tasas de mortalidad. Explica que “sus raíces son ricas en hidratos de carbono, mientras que su hojas tiernas contienen hasta un 25 por ciento de proteínas, además de hierro, calcio y vitaminas A y C”.

Más Provinciales