b_250_160_16777215_00_images_2014_j_SORIAAMELIA_Custom.JPGEl Ministerio de Derechos Humanos trabaja en la conformación de tres nuevos registros que se vincularán con la Nación. Se trata de áreas específicas de para atender a través de registros, a las víctimas de Violencia Institucional, Desaparecidos en Democracia y familiares de víctimas de Femicidio.

Luego de la participación del Consejo Federal de Derechos Humanos en Paraná, celebrado con funcionarios de distintas provincias del país, desde el ministerio de Derechos Humanos de la provincia recibieron recomendaciones desde la Nación para crear los tres nuevos registros que tendrán vinculación con el Estado nacional.

La subsecretaria de Derechos Humanos, Amelia Báez, explicó que han comenzado el proceso para la creación de estos registros y a su vez detalló cuales van a ser los temas que cada uno tratará.

“En el registro de Violencia Institucional, se van a tratar todos aquellos casos que provengan de las instituciones del Estado, que tienen que ver también con lo que suceden en las fuerzas de seguridad”, dijo Báez.

Además consideró que “en el último tiempo se conocieron hechos que repudiamos totalmente”. “En las fuerzas tenemos alrededor de siete mil funcionarios y algunos pocos son los que actúan en mala medida y dejan mal parada a la institución”.

A esto agregó que cuando ocurren casos así, -en referencia a la muerte Carlos Guirula, ocurrida hace unos días por una presunta golpiza policial en Posadas-,  “los protagonistas deben ser extirpados rápidamente de las fuerzas porque ha costado mucho conseguir esta democracia y hay que caerles con todo el peso de la ley por violar ese poder que el Estado les ha concedido, el de portar armas y trabajar en y para la seguridad de las personas”.

En el caso del Registro de Femicidios, se llevará un control de los casos que envuelven a la violencia doméstica en contra de la mujer. Lo mismo sucederá con el registro que tendrá datos y pautas sobre cómo actuar ante los casos de desaparecidos en democracia, como Julio López y otros tantos.

Respecto al caso Guirula, el ministro de Derechos Humanos, Edmundo Soria Vieta, indicó que repudia públicamente lo que sucedió. “No les cabe otra palabra que asesinos a los que cometieron este hecho. Nos preocupa mucho a todos los que formamos parte del Estado”, agregó.

También consideró que “hay algo que está fallando en la conformación del estatus que se le dio a los que forman parte de la seguridad. Es una cuestión de profundas raíces culturales sea cual sea el gobierno, el jefe de policía o las autoridades que fueren”.

“Nosotros como Derechos Humanos lo único que pedimos que este caso no quede impune. Es la preocupación de todos y en este contexto alentamos a los jueces que realicen el proceso lo más transparente posible, como entendemos se va a hacer”, manifestó Soria Vieta.

En este sentido añadió que “como permitimos que haya también legítima defensa de los acusados, como se hace también en los procesos de Lesa Humanidad, acá queremos que se haga así también porque estamos en democracia. No me quiero imaginar cómo actuarían estas personas si no viviéramos así”, argumentó.

Por último consideró que “esto ha sido una enorme cachetada a todos los misioneros. Queremos transmitir la preocupación que tenemos y a su vez desmentir algunas cosas que se dicen, como que no estamos asistiendo a la familia del fallecido o a la de los propios policías. Nosotros no queremos mediatizar las cosas, pero no dejamos de ayudar en este proceso tan triste”.

Más Provinciales