IMG_8565 Custom.jpgLa localidad de Profundidad celebró sus 111 años con la inauguración de nuevas obras que fortalecerán la vida comunitaria. El gobernador Maurice Closs encabezó el acto junto a la intendenta Silvia Elisabet Estigarribia y funcionarios del gabinete provincial, diputados y concejales y numerosos vecinos.

Durante la celebración se inauguraron un Salón de Usos Múltiples, la ampliación de la Escuela N°54, la Comisaría UR X, un polideportivo y el nuevo edificio municipal que reemplaza al que fuera dañado por un fenómeno meteorológico.

Closs destacó “el resultado de dos cosas que son fundamentales en la gestión”, como la planificación y “las cosas que ocurren y no están planificadas”.

“La planificación tiene para los pequeños pueblos de la provincia, pero probablemente sea Profundidad uno de los casos más típicos y ejemplares, la posibilidad de haber llegado con la presencia del Estado. En mi primer mandato, denominamos a un programa En Cada Pueblo y partía de premisas muy sencillas, como las de acercar los servicios de salud, seguridad y educación a cada localidad. En cada pueblo debía haber un comisario, una escuela secundaria, un centro de salud con sus profesionales. Eso lo hicimos desde la gestión y la obra”, recordó.

“Luego ese programa se ensambla en el del el segundo mandato, con el Banco de Proyectos de Inversión Municipal, en el que la intendenta estableció prioridades, muchas de las cuales tenían que ver con las obras necesarias para implementar lo hecho en el primer mandato”, indicó.

Closs sostuvo que “la planificación dio resultados enormes en toda la provincia, pero sobre todo en los pequeños pueblos, a veces distantes, alejados, por otros calculados en votos, pero para nosotros, con los mismos derechos, sueños y esperanzas que cada uno de los pueblos de Misiones”.

“Cuando la intendenta dice que ´se merecen cada una de estas cosas´, dice cabalmente la verdad. Los pueblos pequeños y especialmente los históricos, se merecían una mirada reparadora”, afirmó el mandatario.

“Luego ocurren cosas que uno no planifica, que la madre naturaleza termina golpeándonos. Este lugar fue escenario de un tornado, un tornado duro. Y como corresponde estuvimos acá. Porque era nuestra obligación, sin lamentar víctimas, pero con muchos daños”, sostuvo en relación al fenómeno que azotó la localidad a fines de octubre de 2011.

“Estuvimos en ese momento difícil y volvimos a soñar con la intendenta y los vecinos. Y hoy al recorrer y ver la cantidad de cosas que hicimos, nos llena de orgullo. Ver que jóvenes y niños podrán tener un espacio de deportes para divertirse, a unos pasos, la escuela con nivel de inclusión temprana con la salita de cuatro. La secundaria que ya habíamos inaugurado. La comisaría, la plaza, un hermoso salón de usos múltiples y la  Municipalidad”, enumeró.

“Todas las cosas las hicimos juntos y el pueblo se las merece. No es obra pública traducida en ladrillos apilados. Es la expresión del deporte, de la educación, la salud, la seguridad, diversión, eventos comunitarios y la vida institucional con su intendencia. Son cosas traducidas en el más profundo sentido social que tiene esta comunidad”, aseveró Closs.

Por último, Closs coincidió con la intendenta en que “el mayor desafío es que los jóvenes se queden con futuro, con trabajo y producción”.

“Concentrémonos ahí en el tiempo que nos queda. Seguramente los renovadores seguiremos caminando la provincia y usted podrá revalidar sus títulos. Sigamos soñando con las cosas pendientes. Si hubiéramos mirado esto hace quince años, seguro hubieran dicho que no era posible. Pero sigan soñando, para adelante, que estos pequeños pueblos tienen un gran corazón, una gran esperanza y un gran futuro”, culminó.

Más Provinciales