El Gobierno de la Provincia de Misiones brindó a la comunidad más datos de la realidad salarial del sector docente para aportar claridad en el análisis después del acuerdo alcanzado con los cinco principales gremios que están frente a las aulas desde el 5 de marzo.

Sin embargo, hay un sector que todavía mantiene como rehenes a cientos de chicos sin clases por la  intransigencia de un grupo de sindicalistas que apelan a la extorsión del piquete en lugar del diálogo en la mesa de negociaciones.

El año escolar se inició con un acuerdo salarial que se puede resumir de la siguiente manera: el Gobierno suma al salario de los docentes, los 616 pesos que hasta fines del 2013 aportaba la Nación en concepto del Artículo 9, adicional compensador. De esos 616 pesos, 170 pesos se incorporan al salario básico (suma de referencia para cálculos diversos del salario, como antigüedad, zona, título, etc).

Con estos aumentos, habiendo hecho ya la liquidación de sueldos de Marzo, la masa salarial docente cuyo aporte hace Misiones fue de 201 millones de pesos.

En Marzo de 2013, la masa salarial total que aportaba Misiones, era de 146 millones de pesos, es decir que el incremento anual de la masa salarial docente fue de casi un 38 por ciento.

Para completar este análisis, hay un dato saliente: en el 2013 se liquidaron salarios a 30.223 docentes, mientras que en marzo de 2014 se liquidaron a 30.295 docentes. Está claro entonces que ese aumento no obedeció a mayor cantidad de personal, sino pura y exclusiva a la recomposición del salario.

Sí se comparan los ingresos del Estado misionero, es de público conocimiento que la recaudación nacional de febrero de 2014 creció un 33,3 por ciento medida contra el mes de febrero de 2013.

De este análisis se desprende que mientras los ingresos subieron un 33 por ciento, los salarios docentes subieron cerca de un 38 por ciento en el mismo periodo. Se llega a estos números con el aporte de la suba de impuestos provinciales y la disminución de la porción de recursos que se destina a la obra pública (generadora de miles de puestos de trabajo).

Lejos está el Gobierno de desconocer el impacto de la suba del índice de precios, pero los reclamos que se hacen al Estado, deben partir de la premisa de que el Gobierno debe administrar los recursos y velar por el interés general de todos los misioneros, y no atender solo los intereses sectoriales que más capacidad de presión pueden ejercer.

Por último, cuando algunos sectores reclaman 160 pesos más, debe quedar en claro que esos 160 son de incremento del salario básico. Si se aplicara este valor, el incremento del salario de febrero a abril como lo exigen, sería del 24,5 por ciento, lo que implica un aumento en la masa salarial de 25 millones de pesos por mes.

No existe una sola Provincia del País que haya otorgado un aumento de la magnitud que estos grupos reclaman al Gobierno de Misiones, (con única salvedad de Santiago del Estero que dio 25% de una sola y única vez).

Al cabo de la implementación total del acuerdo paritario, la suba en Misiones será cercana al 29 por ciento del aporte Provincial.

El Gobierno ratifica que “el diálogo siempre está abierto, en mesas constituidas al efecto”, con respeto y sabiendo que dialogar no significa imponer, en la especulación de dañar a un Gobierno y mantener un conflicto eterno.

Más Provinciales