La iniciativa promueve la obligatoriedad de debates entre candidatos a Gobernador, Vicegobernador y Diputados Provinciales que encabecen listas.

El Proyecto de Ley en cuestión, establece la obligatoriedad de la participación en una instancia de debate público y mediatizado, para todos aquellos candidatos pertenecientes a agrupaciones políticas que hayan alcanzado al menos el 3% de los votos emitidos en las elecciones inmediatas anteriores.

Entre los ejes consignados para el debate se hallan: salud, educación, seguridad, justicia, medio ambiente, turismo, deporte, cultura, desarrollo económico e industrial, desarrollo urbano y vivienda, empleo y promoción social, género, familia, juventud, servicios públicos y calidad institucional. Además, la iniciativa abre el juego a la inclusión de posibles temas propuestos por ciudadanía durante el debate.

El proyecto “pretende establecer una herramienta que contribuya a mejorar la calidad del sistema político provincial. El debate público entre candidatos fortalece el desarrollo democrático otorgando al elector un elemento para valorar entre las alternativas electorales existentes”, fundamenta Gustavo González de la Unión Cívica Radical, autor de la iniciativa.

La propuesta, que también fue acompañada por los diputados Walter Molina, Mario Pegoraro y Germán Bordón; plantea fuertes sanciones económicas a los candidatos que evadan la obligación de participar, cuya recaudación sería destinada a programas de formación ciudadana para jóvenes.

“La discusión plural y abierta, relegitima el proceso democrático generando el compromiso entre los candidatos que finalmente son electos”, argumentó el diputado González.

Más Provinciales