b_250_160_16777215_00_images_2014_a_s.javier-caaveral_Custom.jpg“Este semillero aquí en san Javier es la real consecuencia de un trabajo serio y responsable, hecho por las dos partes el Estado y el establecimiento Cerro Monje que los hizo”, destacó el ministro del Agro y la Producción Néstor Ortega en una recorrida por las instalaciones del establecimiento.

 

Según publicó Noticias del 6, el Ministro acompañado del Intendente de San Javier Rubén de Lima Natividade, el administrador del Ingenio Azucarero Benjamín Larrosa, Solís del Departamento Agrícola de IFAI, representantes del establecimiento Cerro Monje, recorrió el semillero en  San Javier que cuenta con un sistema muy sofisticado de riego artificial por aspersión.

Ortega se mostró "muy satisfecho por el óptimo estado de los semilleros y de la inversión en tecnología agraria para mejorar la producción", haciendo referencia al equipo de riego  artificial por aspersión, el  que según los técnicos  aumentará  entre 40% y 50% la producción.

“Este semillero aquí en San Javier es la real consecuencia de un trabajo serio y responsable hecho por las dos partes el estado y el establecimiento Cerro Monje que los  hizo” dijo Ortega

Comentó que "muchas veces desde el Estado es  difícil  la decisión  de i  aprobar  o no  aprobar un proyecto cuando no sabe a ciencia cierta si el éxito vendrá, “aquí en este semillero podemos decir que hemos hecho la inversión adecuado, este lugar antes era una capuera (monte) y hoy vemos un semillero listo para abastecer 500 hectáreas de caña, nos llena de satisfacción”.

La empresa Cerro Monje ubicada a orillas del Río Uruguay que está dedicada a la plantación de caña de azúcar  y al desarrollo de semilleros, invirtió recientemente en  tecnología agraria para mejorar la producción en la materia prima. Ya se encuentra funcionando  una equipo de riego  artificial por aspersión, con lo que se concreta la primera  incorporaron de esta tecnología en esta región del Alto Uruguay misionero.

Técnicos del Establecimiento, confirmaban que la  inversión es importante, y  que el recupero es a  largo plazo. El sistema solucionará las posibles sequías  en la región. El ingeniero  Ramón Solís comentaba además que el  equipo tiene una capacidad de riego de 3,5 hectáreas cada 10 horas, regando con un total de 20 milímetros de agua por hectárea. También se realiza durante la noche, lo que  hace un total de  riego de 7 hectáreas por día.

Solís añadió que "si no cae ninguna precipitación durante los días que se está regando al sexto día el equipo debe recomenzar  el riego en el primer lote caña según el circuito determinado;  la capacidad total del equipo de riego son de 40 hectáreas en un cultivo de caña de azúcar".

Indicó que el  sistema de riego que se ha instalado permite un aumento de producción entre un 40 y un 50% en periodos con regímenes normales de lluvias. En cambio, en épocas de sequías intensas la producción es del 100% más que las otras plantaciones de cañas que no tienen riego  complementarios.

“Cuando las faltas de lluvias son severas la cuenca cañera tiene una merma de rendimiento promedio de 50% por debajo del rendimiento normal” decía  Solís. Agregó que “de esta manera, se estabilizará la producción anualmente evitando las bruscas caídas de rendimiento provocado por la falta de lluvias, y hace mucho más eficiente el aprovechamiento de los abonos y fertilizantes que se les incorpora a los cañaverales”.

Más Provinciales