En su discurso de apertura de las sesiones ordinarias de la Legislatura en el año 2012, el gobernador Maurice Closs definió el modelo de gestión de la Renovación: “El Estado es el gran Ordenador Social, Político y Económico”.

Esa definición recorre cada una de las acciones de Gobierno y se puso de manifiesto en toda su dimensión en los últimos días, con la intervención personal del gobernador Maurice Closs para solucionar el incipiente conflicto tabacalero.

El Gobernador recibió a los productores agrupados en entidades y a los autoconvocados que no se sienten representados por las tradicionales cooperativas o las nuevas que se armaron. Tras escucharlos, se comprometió a gestionar directamente una suba de la oferta que hicieron las compañías tabacaleras, compradoras del Burley misionero para, como mínimo, igualarla con los acuerdos alcanzados en Salta.

No es la primera vez que sucede. El Gobierno Provincial defiende la producción tabacalera, pero por sobre todas las cosas la dignidad del productor. Años anteriores la discusión fue que las empresas paguen precios en valores similares a los que se comercializaban en Brasil. Ahora, por la devaluación, la situación ha cambiado, pero las ganancias de las empresas aumentaron en el mismo ritmo.

Las negociaciones de precios y las relaciones entre los tabacaleros y sus representantes exceden el rol del Estado, pero de todos modos, la preocupación siempre está del lado del productor.

Sin embargo, los problemas del sector tabacalero, como de cualquier otro, no se pueden trasladar al Estado y menos aún al resto de la población misionera, a la que no se le pueden cercenar derechos en pos de un reclamo que debe resolverse entre partes.

Tras las gestiones encaradas por el Gobernador, se llegó a un acuerdo aceptado por la gran mayoría de los productores, que implica una suba de siete puntos en la oferta de los compradores, pasando del 38% al 45%. Con las entidades se acordó que del 20% de los recursos del Fondo Especial del Tabaco, destinados a reconversión productiva, se destinará 1,50 por Kilo para que llegue directamente al bolsillo del productor.

El 45% alcanzado es por lejos la mejor oferta alcanzada hasta ahora en cualquier paritaria, estatal o privada en la provincia y el país; y con la reasignación de recursos, los tabacaleros recibirán 20 pesos por kilo. La cosecha tabacalera aportará con esos valores, más de 1300 millones de pesos a la Provincia.

No fue la única gestión que desactivó un conflicto. Silenciosamente, se armó una mesa de negociaciones para atender reclamos de productores que ocupan tierras de grandes empresas en la zona de San Pedro. Se trata de cientos de hectáreas que tienen una ocupación efectiva, pero cuya propiedad es de grandes firmas. Se buscará llegar a un Acuerdo Social Territorial bajo la lógica de esfuerzo compartido, con la que el Gobierno encara cada una de las gestiones.

Más Provinciales