pozo perf 100 has Custom.JPGEl alquiler de equipos de perforación por un valor superior al millón y medio de pesos para culminar una obra previamente contratada a un tercero, es la nueva polémica que envuelve a la Cooperativa de Electricidad Limitada de Oberá (CELO), y por la cual los socios solicitan información clara a los integrantes del consejo de administración.

Es que según los datos conocidos en los últimos días, la entidad estaría cubriendo con sus fondos una segunda perforación que ya habría sido pagada a una empresa para su culminación, la que habría hecho abandono de la obra, y a la cual ahora se le alquilan los equipos.

El ex convencional constituyente de la localidad, Rafael Pereyra Pigerl, señaló que la segunda perforación del acuífero encargado por la CELO para el Parque Termal se paralizó en los 1144 metros sin llegar a las vetas que proveerían el valioso líquido, tras lo cual el contratista no pudo rescatar parte  de un trépano a esa profundidad, que obstaculizó la perforación. Ante el incumplimiento la CELO, “está encubriendo la responsabilidad de quien no culminó la obra, para lo cual contrató e ingresó a varios empleados de la empresa que ahora revisten en la cooperativa, además de alquilar equipos, maquinarias y herramientas del mismo contratista para concluir la perforación por un valor de U$S 232.320  y todo a cuenta y cargo de la CELO, y sumando personal a nuestra entidad que se encuentra en rojo”.

La suma señalada “es solo para el alquiler de los equipos hasta el 31 de Octubre de 2.014, es decir que si no se termina la obra, deberemos pagar más alquileres. Asimismo, están a cargo de la CELO todos los daños que sufran las maquinarias, como los insumos (obligaciones salarias, tributarias, seguro asistencia médica, elementos de seguridad)agregó el letrado, quien estimó que es “un despropósito que una entidad en rojo se embarque en un gasto semejante habiendo contratado la obra a un tercero que no la culminó, en lugar de exigir la finalización de obra o reclamar el resarcimiento correspondiente para no seguir hundiendo a nuestra cooperativa en deudas impagables”.

El nuevo polémico contrato de alquiler de equipos fue suscripto por las nuevas autoridades a cargo el día 19 de Marzo de 2.014, “pese a que en el mismo se indica un adelanto de U$S 19.200, como un pago de la primer cuota de U$S 21.600, el día 1 de Marzo de 2.014, es decir, 15 días antes de las suscripción del contrato”, refirió.

Las ocho cuotas restantes, que vencen el 1 de cada mes, suman U$S 21.600 cada una; y la obligación del empresario es supervisar el funcionamiento de la maquinaria dada en locación. El contrato “establece la posibilidad de ampliar de mutuo acuerdo los plazos de ejecución, es decir que estamos nuevamente ante una boca de lobo en lo financiero”, refirió.

Pereyra Pigerl también señaló que la CELO no está dando a conocer un Balance del Consorcio Termas de la Selva  (integrado por la Municipalidad y la CELO), que según fuentes confiables rondaría en  pérdidas  de más de $ 800.000; pese a que el Intendente el año pasado aseguró que  se autoabastecía. “Hoy están tramitando más subsidios y no sabemos cómo se financia, en qué se gasta y cómo se invierte lo generado”, dijo.

Por último, reclamó a las autoridades actuales de la CELO que finalmente entreguen a la Justicia el último contrato duplicado suscripto entre la entidad con una empresa informática, investigación por la cual están imputados el Presidente en licencia, Carlos Miguez, el Síndico Hugo Albino Binder y Secretario anterior. “Necesitamos que las nuevas caras den muestra de transparencia en nuestra cooperativa, pero hasta el momento continúan con las viejas prácticas”, finalizó.

Más Provinciales