unnamed Custom.jpgEl gobernador Maurice Closs encabezó la apertura de la tercera edición de la feria agrícola, ganadera, industrial y de servicios para el agro: Expo Verá 2014, en la ciudad de Oberá. Desde allí, el mandatario destacó que la economía familiar agrícola es una oportunidad para el desarrollo de la economía misionera y para la movilidad social de las familias de agricultores.

El predio de la Asociación Ganadera Zona Centro, estuvo colmado de productores de distintos rincones de la provincia y contó con la visita de Carla Campos Bilbao, la secretaria de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

El primer mandatario estuvo acompañado por el vicegobernador Hugo Passalacqua, el intendente de Oberá, Ewaldo Rindfleisch; el ministro del Agro y la Producción, Néstor Ortega; el presidente de la Asociación Ganadera Zona Centro, Tito Rogin, autoridades del INTA; diputados nacionales, provinciales y otros funcionarios del Gabinete provincial.

“Hay quienes en algún momento sostuvieron que esta provincia debía abandonar el perfil agrícola y transformarse en una provincia de capitales concentrados, provocar el fin de las pequeñas unidades agrícolas y pasar a la concentración de la tierra como modelo de desarrollo forestal. Que la provincia sea forestal y de servicios. Siempre nos opusimos. Yo era un joven militante cuando se escuchaba esto. Pero también dejamos claro que era un concepto equivocado, al igual que pretender que se viva con los criterios de plantación, trabajo y tecnología que nos habían dejado nuestros abuelos”, expresó el mandatario.

“Decíamos que debíamos hacer eficiente a nuestra economía familiar agrícola. Dimos algunos pasos señeros, que tenían que ver con aprovechar cada centímetro cuadrado y el trabajo los 365 días del año. Estaba claro que el productor no podía seguir trabajando en su chacra pequeña ocupando un 30 o 40 por ciento de la tierra y el resto sin producir. O esperar el ciclo natural del té y la yerba y no generar ingresos los 365 días del año. Los productores entendieron y mucho esta visión. Hemos desarrollado la ganadería, frutas, la piscicultura. Es lo que vemos acá. Es uno de los logros trascendentales de la gestión haber logrado que se entienda que el concepto que la economía familiar agrícola con estos cambios era una enorme oportunidad”, explicó el mandatario.

“Por eso nace esta expo. Para mostrar las cosas propias de la economía agrícola y la tecnología. Si queremos traer y hacer una fiesta con una cosechadora de soja que vale 500 mil dólares lo podemos hacer, pero no es lo nuestro. Acá ponemos en valor lo nuestro, jerarquizamos lo nuestro”, sostuvo.

Closs ratificó el sentido social de la economía familiar agrícola. “Es una herramienta fundamental para conseguir la movilidad social, la inclusión. Misiones debe seguir en el camino virtuoso de que los hijos estemos mejor que nuestros padres y nuestros hijos dejen un futuro mejor a nuestros nietos. Eso es movilidad social”, argumentó.

El Gobernador recordó que el 39,5 por ciento de la población misionera está compuesto por menores de 18 años y por eso mismo, se debe seguir incluyendo. “Debemos continuar el camino de la movilidad, podemos incluir mucho. Por eso creamos 200 escuelas secundarias, la mayoría en el corazón del interior misionero donde hay más de 30 mil alumnos incluidos”.

Por otra parte, reiteró que desde el Gobierno provincial se defiende el precio de los productos misioneros y cuestionó la remarcación del 60 por ciento en la yerba mate por parte de las grandes cadenas de supermercados. “No voy a dejar que la discusión de precios vaya por el lomo del agricultor misionero. No lo vamos a admitir. Vamos a defender el interés del pueblo de Misiones”, advirtió.

Después contó una nota leída en un medio, en la que el CEO de una de las empresas que abastece de agua potable a doce millones de personas en Buenos Aires relató que su presupuesto era de 8 mil millones de pesos. Con la boleta, se juntaban 1250 millones y el resto son subsidios por 6.500 millones. “Esas cosas me causan un poco de rebeldía, no tiene joda que el porteño tenga subsidiado al 80 por ciento del agua y acá  estamos haciendo las inversiones en Oberá con cero de subsidio para los usuarios”.

“Si en el país central decidieron que el mate sea con el agua subsidiada, lo pueden decidir, pero no le vamos a dejar que sea con la yerba subsidiada con el trabajo y el sudor del pueblo misionero”, reiteró.

“De la misma forma que la Presidenta cuida el bolsillo de los argentinos, yo debo cuidar a los misioneros. Si quieren que no suban precios, que conversen con don Coto, don Carrefour, don Disco y cada una de las grandes cadenas. Que vuelva al remarcado del 20 por ciento. Y a nuestros molineros, les digo que muestren las facturas. Así tenemos la autoridad para decirle al Gobierno nacional”, argumentó.

Closs sostuvo que “no es un tiempo fácil”, pero al mismo tiempo, encierra una enorme oportunidad y un desafío. “Hoy es la prueba que orgullosos mostramos. La ganadería, corderos, máquinas. Nuestros agricultores, su familia, sus trabajadores rurales, con movilidad social, creciendo más y en paz”, culminó.

Más Provinciales