b_0_375_16777215_00_images_2014_c_conferencia_Torres_14_abril_2014_Custom.JPGEl Presidente del Directorio del Instituto Provincial de Lotería y Casinos Sociedad del Estado (IPLyC SE), Eduardo Torres,  denunció una campaña de desprestigio en su contra y presentó un certificado del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nº 4, Secretaría 8.

El certificado esta firmada por el secretario Juan Rodríguez Ponte, que asegura que "no surge imputación alguna" en la causa Nº 9070/2013 caratulada “Lewis Joseph y otros s/encubrimiento y otro”, poniendo fin a cualquier tipo de especulaciones sobre su vinculación a la causa sobre lavado de dinero.

Durante la conferencia de prensa brindada este lunes a la mañana, Torres sostuvo que desde hace mucho tiempo “vengo recibiendo un acoso de difamaciones de algunos medios y periodistas en particular. En principio todos me aconsejaban que no había que gastar pólvora en chimangos. Pero creo que todo tiene un límite”.

Antes de avanzar en sus explicaciones, el funcionario reprodujo audios de los periodistas Alfredo Abrazián y Alejandro Barrionuevo, quienes se referían a la vinculación de Torre con esta causa,  cuentas en Panamá, la compra de un haras en San Isidro, y el 70% de la inversión en el Barco Casino Hotel, que se instalará en la ciudad de Puerto Iguazú. También apuntó a Aldo Druetta, quien fue candidato a diputado de (Mario) Das Neves.

“Creo que actúan en función de una demanda monetaria para que no hablen mal de uno. Recibí algunos mensajes al respecto”, dijo, y agregó que quienes están involucrados en esta campaña de difamación “algunos fueron políticos, candidatos a intendente y a diputado nacional por la línea de Ramón Puerta”.

De acuerdo a lo datos vertidos por esta dupla radial, “el 12 de marzo tenía que presentarme a declarar en el Juzgado del juez (Ariel) Lijo y ese día hice declaraciones en algunos medios locales, demostrando que estaba en Posadas. Estos señores nunca me preguntaron si era verdad o no pero pusieron toda la intencionalidad para perjudicar y repetir esta noticia. Aún si hago este tipo de aclaraciones, permanentemente están machacando sobre el tema”.

“No sé porque lo hacen, supongo que será por cuestiones personales, porque  nunca le pagué. Hablan que yo soy la corrupción y yo puedo demostrar a través del balance las cosas en las que se invirtieron desde que estoy en el IPLyC SE, y las utilidades que tiene el Instituto  son muy superiores a todas las otras. Nunca se hicieron denuncias contra los funcionarios anteriores”, dijo.

“Dicen que hay corrupción en el edificio que estamos construyendo cuando los boletas de compra venta inmobiliaria se sellan en la Dirección General de Rentas, y eso es documentación pública.  Se puede saber quien compró, cuanto se pagó, y si hay algún tipo de irregularidad. Curiosamente, todas las cosas que hicimos están teñidas de un manto de corrupción”, añadió el titular del IPLyC.

“Dicen que tengo el 70% del barco, como si uno pudiera tener esa cifra para hacer una inversión millonaria. No tengo cuenta en el exterior, mucho menos en Panamá. Y, que sepa, San Isidro es una ciudad de Buenos Aires, no sé si en ese lugar hay Haras, sé que existe un hipódromo. Es un despropósito”, desmintió, y advirtió que son cuestiones que “se inventan con un desparpajo y sin ningún tipo de límite moral, ético, periodístico. Creo que están buscando el dinero. Y si reciben publicidad de algún sector de la Renovación, los que pagan hacen mal porque van en contra de lo que es un sistema de transparencia”.

Torres se tomó un tiempo para efectuar  un pedido a la justicia. Comentó que ya había iniciado un “juicio contra Abrazián y no tuve ningún resultado. Este es el segundo y espero que la justicia actúe porque en esta instancia estoy dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias. Y espero que los jueces y fiscales cumplan con el rol que tienen que cumplir. No puede ser que lleguemos al extremo. La justicia se hace la desentendida de este tipo de problemas”.

“Voy a hacer una denuncia a la justicia provincial porque todos los días algo están diciendo contra mi persona, por las difamaciones e injurias que recibo”, insistió.

“No puede ser que se siembren estos mantos porque hay alguna persona a la que uno no le cae simpático o porque no le pagan, y tenga la libertad de inventar este tipo de cuestiones y tratar de insertar este tipo de temas, cuando ellos mismo saben que es mentira”, aseveró.

Más Provinciales