El proyecto apunta a brindar incentivos económicos a los profesionales médicos en las zonas rurales y fronterizas de la provincia. El autor del proyecto, Walter Molina (UCR), precisó que el “Estado debe paliar la falta de médicos de varios municipios con políticas propias, y evitar el éxodo de médicos al Brasil”.

Este lunes ingresó a la Cámara de Representantes de la Provincia un proyecto de Ley del diputado Walter Molina (UCR) que propone la creación dentro del Ministerio de Salud, del Programa denominado “Fortalecimiento del Sistema Sanitario en Áreas Vulnerables” (FOSSAV) en la provincia de Misiones. El objetivo del proyecto es fomentar la radicación, el arraigo y la permanencia de profesionales médicos en los municipios, zonas rurales y de frontera, en donde la relación médico paciente sea inferior a la standard provincial.

Del proyecto de ley se desprende que los estímulos consistirían en un adicional de “zona desfavorable” equivalente a un salario mínimo vital y móvil, un estímulo extraordinario inicial para su traslado y radicación familiar correspondiente a dos salarios mínimos, y en tercer lugar, facilidades en el acceso a la vivienda mediante el IPRODHA. El proyecto estipula que la incorporación de profesionales será realizado por convocatorias públicas que serían controladas, como toda la implementación del programa, por un Comité integrado por representantes del Ministerio de Salud y del Colegio de Médicos de la Provincia.

El acceso a la salud en la provincia de Misiones y la región en números

El diputado Molina adjuntó al proyecto, detallados informes de la situación sanitaria en la provincia de Misiones con fuentes en estudios realizados en el año 2011 del Colegio de Médicos de la Provincia de Misiones (CMPM). En el mismo se observa, que si bien la Argentina presenta un promedio de un médico cada 290 habitantes (cifras similares a países europeos) la distribución al interior del país es muy desigual, existiendo casos como Buenos Aires, con 90 habitantes por médico, pasando por Santa Fé con 317 habitantes por médico, llegando hasta Misiones, que presenta un médico cada 472 habitantes.

Molina alertó que “los números muestran una mayor desigualdad si miramos a la provincia por regiones y municipios, en donde en la zona noreste se registra un promedio de 1 médico cada 1.463 habitantes, existiendo localidades como San Antonio, Puerto Piray, Almirante Brown, Bonpland y colonias como Alicia, Alberdi y Guaraní con solamente un médico para atender a toda la comunidad”.

El efecto del Programa “Mais médicos para o Brasil”

El proyecto no deja de abordar la problemática del programa brasileño que incentiva la radicación de médicos extranjeros en el país carioca. “El salario que ofrece Brasil es de 4.200 dólares por cuarenta horas de trabajo semanales, comida, casa y un mes de vacaciones al año. Si comparamos solamente el salario, que por el tipo de cambio llegaría a 45.000 pesos mensuales, supera ampliamente a los ingresos promedios de nuestra provincia que son de 18.000 pesos entre salarios públicos, obras sociales y consultas privadas, diferencia que favorece el sostenido éxodo de médicos argentinos” precisó el diputado.

Molina además precisó “nuestra provincia ha pérdido aproximadamente 20 médicos con la primer convocatoria brasileña en Agosto del año pasado, en su mayoría médicos de zonas de frontera como Iguazú, Irigoyen y El Soberbio donde se fueron 3 médicos de los 8 que habían. En septiembre del 2014 se realiza otra convocatoria desde el Brasil, con lo cual la única manera de revertir esta situación es generar políticas propias que promuevan el arraigo de los profesionales como recomiendan organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud”.

Finalmente Molina se refirió a los cuestionamientos que desde algunos sectores se realizó a los médicos que optaron por irse al Brasil “en las situaciones irregulares en donde se habrían registrado pedidos de licencia con goce de haberes con certificados adulterados y falsos, el Estado cuenta con instrumentos para tomar medidas. Sin embargo, en muchos casos, los profesionales han renunciado a su cargo en hospitales públicos, mientras que otros han solicitado licencia sin goce de haberes, con lo cual el Estado debe tomar medidas para paliar éxodos futuros y no quedarse de brazos cruzados”.

Más Provinciales