Inundaciones Andresito  6 Custom.JPGEl Gobernador Maurice Closs encabezó en la mañana del viernes el operativo de asistencia a los damnificados por el desborde de arroyos en la ciudad de Andresito, que afectó a más de mil personas.

Closs, junto a buena parte de su gabinete, llevó las primeras asistencias e instruyó a todo el equipo de Gobierno a que despliegue lo necesario para ayudar a los damnificados. Con el intendente Bruno Beck recorrió los barrios afectados y analizó la situación y las prioridades de atención a las familias que perdieron viviendas, ropas y alimentos, que fueron arrastrados por el arroyo San Francisco tras el inédito temporal entre la tarde del miércoles y la madrugada del jueves, cuando cayeron  213,5 milímetros de lluvia.

La situación es más que compleja ya que fueron afectadas más de 1000 personas. Closs bajó a los barrios y habló personalmente con los vecinos afectados. Se comprometió a comprar o expropiar las 20 hectáreas necesarias para relocalizar a quienes viven en los márgenes de arroyos.

Después, instruyó a los funcionarios a que realicen lo necesario para la ayuda y todas las áreas de gobierno están mandando elementos para paliar la situación.

El mandatario ordenó que se disponga de escuelas e incluso de la nueva terminal de ómnibus para resguardar a las familias que perdieron todo.

Por último, pidió a la comunidad solidaridad y que acerquen donaciones a las distintas comisarías. En Posadas, en tanto, la Vicegobernación habilitó oficinas frente al Palacio de Justicia (Santa Catalina casi Centenario) para recibir las donaciones para las familias afectadas por las inundaciones, que necesitan ropa, calzado, pañales, ollas, cucharas y todo tipo de utensilios, además de camas y muebles.

No sólo áreas del gobierno de Misiones, también fuerzas militares y de seguridad, trabajan en la zona afectada. Incluso las autoridades del Anses y de otros entes nacionales, están trabajando en la zona y analizaron la situación con el Gobernador.

Closs concluyó que “gracias a Dios, no hay víctimas pero en término de familias y personas afectadas, la situación supera en gravedad al trágico tornado de San Pedro”.

Tras la recorrida, el subsecretario de Gobierno, Ricardo Wellbach, se quedó en Andresito para seguir coordinando las tareas de asistencia. El funcionario indicó que “es  una situación muy compleja en la que hay que articular todas las estructuras del Estado”, por lo que el “Gobernador dio instrucciones que todos los recursos que sean necesarios, lleguen inmediatamente”.

La prioridad es resolver el alojamiento para que las familias tengan donde dormir, ya que es imposible volver a los lugares donde vivían. Incluso, se analiza suspender las clases en algunas escuelas, mientras sirvan de alojamiento a las víctimas.

Más Provinciales