El Ministerio de Derechos Humanos envía dos camionetas cargadas de elementos para asistir a los vecinos de Andresito que perdieron todo por el desborde del arroyo San Francisco.

El equipo de Derechos Humanos, que encabeza Edmundo Soria Vieta lleva un cargamento de frazadas, aceite, azúcar, platos, utensilios de cocina, vasos, biberones, cuchetas y colchones.

Además, se hará un anticipo de los pagos para los beneficiarios del plan Hambre Cero que estén entre los damnificados por la inundación.

El desborde del arroyo San Francisco y de dos de sus afluentes afectó a 266 familias y obligó a más de mil personas a ser evacuadas. El problema más grave lo tienen 56 familias que perdieron sus hogares.

El gobernador Maurice Closs recorrió la zona afectada y llevó las primeras asistencias durante la mañana del viernes, dejando al equipo de Gobierno en la tarea de ayuda a los damnificados.

Más Provinciales