Apenas superado el primer mes del gobierno de Cambiemos, se escucha por parte de funcionarios de la Renovación de Misiones, comentarios y críticas que revelan poca memoria o, tal vez peor, una hipocresía que no se condice con lo actuado por ellos en los últimos doce años.

Como en un listado de tareas inconclusas para el hogar, quiero señalar algunos temas no resueltos que deben empezar a ocupar al actual gobernador Passalacqua y a sus ministros.

1. Mejorar la coparticipación federal para Misiones. El ministro Safrán se quejó que la provincia pierde 130 millones de pesos mensuales por la derogación que realizó Macri del decreto de la ex presidenta que dispuso la transferencia a todas las provincias del 15% de la masa coparticipable vigente desde el Pacto Fiscal de Menem de agosto de 1992. Infinidad de veces le reclamamos a la Renovación que imite lo que hicieron los gobiernos de Córdoba, Corrientes, San Luis y Santa Fe que reclamaron judicialmente en su debido momento, mientras que los gobiernos de Rovira y Closs miraban para otro lado para no enemistarse con el kirchnerismo. Ahora, es llorar sobre la leche derramada. Claro, ya no están los Kirchner, ahora sí se puede reclamar. Pura hipocresía.

También Safrán y el ex gobernador Closs, se sumaron al coro de quejosos respecto al incremento del coeficiente de coparticipación para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires del 1,4% al 3,75% (muy similar al coeficiente de Misiones de 3,43%), pero se olvidan de aclarar que dicha diferencia surge de fondos que resigna la Nación, no se le saca a ninguna provincia, y que además, es para financiar la transferencia de la Policía Federal al ámbito metropolitano. Saben bien que no se puede transferir servicios sin recursos, pero no lo dicen. Más hipocresía, a pesar de saber que el gobierno de Cambiemos está dispuesto a discutir integralmente un nuevo sistema de reparto de recursos entre Nación y Provincias, lo que nadie hizo desde la reforma de la Constitución de 1994. Esta es la solución de fondo que deben apoyar con sus legisladores nacionales. El propio presidente Macri se lo dijo a los gobernadores a dos días de haber asumido.

2. Luchar contra el narcotráfico y la inseguridad. Misiones es una de las principales puertas de entrada al país del contrabando y la droga. El gobierno nacional acaba de establecer la Emergencia en Seguridad Pública en todo el territorio argentino para revertir la “situación de peligro colectivo” creada por el delito complejo, el crimen organizado y el narcotráfico con un fuerte control del espacio aéreo. Se termina con el cuento del programa “Escudo Norte” que vigilaba con radares a los vuelos ilegales en horario de oficina, es decir sólo 8 horas por día. El gobierno de Misiones se debe poner en sintonía y aportar al éxito de la gestión, dejando atrás la triste imagen de que aquí nunca se descubre nada y de que los crímenes permanecen impunes y sin resolverse. Una Policía en número suficiente pero además bien entrenada, y equipada con toda la tecnología existente se impone como una de las prioridades a atender.

3. Reformar el sistema electoral. Estamos ante la oportunidad histórica de salir de una buena vez y para siempre del vicioso círculo electoral fruto de una legislación provincial que acumula parche tras parche y convive con uno de los regímenes más anacrónicos, tramposos y nefastos que tiene como insignia a la llamada “Ley de Lemas”. Las declaraciones del Sr. Vicegobernador en el sentido de que “somos autónomos y por lo tanto podemos tener el sistema que queramos” o que “la Ley de Lemas la implementó otro gobierno, no nosotros” vuelven a mostrar la hipocresía de quienes no solamente se han enamorado de este régimen sino que, como “peronistas” lo aprobaron en 1990 y lo volvieron a implementar como “renovadores” desde el 2003 a la fecha. El gobierno nacional de Cambiemos ha encarado una profunda reforma de fondo que debe ser apoyada, pero que además debe contar con la decisión política de terminar en Misiones con toda la vieja maraña electoral que solamente beneficia al partido de gobierno.

4. Sincerar la deuda oculta provincial. Al 31 de diciembre de 2014, la Provincia reconoce una deuda pública de 4.000 millones de pesos, de los cuales 3.000 millones son con el Gobierno Nacional (75%). Sin embargo, la Renovación ignora una deuda  que la mantiene oculta y que se compone de los siguientes rubros: a) Bonos “Junior” y “Senior” emitidos en diciembre de 1999 por 100 millones de dólares, totalmente impagos y en poder de una entidad financiera internacional con sentencia en firme de la justicia; b) Bonos “CEMIS” que no ingresaron al canje y que se encuentran impagos y prorrogados sucesivamente año tras año a través de la ley de presupuesto por otros 100 millones de dólares; c) Juicios varios perdidos por la provincia con sentencia judicial firme y que no se pagan por vigencia de una ley de emergencia económica que lleva más de 26 años de vigencia; d) Deuda previsional: con jubilados docentes y retirados de la policía por parte del I.P.S. nunca reconocidas ni cuantificadas, pero que conforme datos de los perjudicados suma más de 1.000 millones de pesos; e) Deuda flotante con proveedores y contratistas por bienes y servicios ejecutados, pero no pagados y que se estima en otros 1.000 millones de pesos. La tarea de sinceramiento es vital para terminar con un modelo que se sustentó en la mentira de la inflación y de los índices de pobreza, que pusieron en duda a toda la información pública del Estado nacional y provincial. Para generar confianza en el inversor, en el trabajador y en el ciudadano, hay que terminar con todas las mentiras.

5. Profesionalizar y dignificar al empleado público. Tras 12 años de gobierno, nuestro sector público provincial merece discusiones paritarias con blanqueo salarial y nuevo Estatuto que ordene la carrera administrativa, reemplazando la vieja Ley 1556 que es una herencia de la dictadura y que nunca se cambió.

 

Estas son algunas de las tareas pendientes que tiene el actual gobierno provincial. Por supuesto que existen otros temas tan importantes como estos, vinculados al desarrollo económico y a la lucha contra la corrupción. Pero a modo de borrador y para comenzar el debate público lo señalamos, y sobre todo, esperamos del gobernador y su equipo, una real vocación de cambio que esté en línea con estos temas que están siendo señalados por el gobierno del presidente Macri que el pueblo voto mayoritariamente.

 

CPN Luis M. Pastori

Diputado Nacional (U.C.R.)

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Más Provinciales