b_450_0_16777215_00_images_2016_c_paysesunaconstanteeldesmanejodefondosparaviviendas_Custom-min.jpgVarias viviendas sin construir en la Comunidad de Perutí, Municipio de El Alcázar, falta de provisión de agua potable en Fracrán, San Vicente, y el listado de Cooperativas de Trabajo y ONGs que fueron contratadas para la ejecución de las obras,

Esta situación motivo un Proyecto de Comunicación elevado por los diputados Héctor Bárbaro y Martín Sereno del Partido Agrario y Social (PAyS), mediante el cual piden al Poder Ejecutivo Provincial que informe a través del Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional, en relación al “Programa Federal de Vivienda y Mejoramiento del Hábitat de Pueblos Originarios y Rurales” ejecutado en las Comunidades de Fracrán y Perutí.

Tras una visita realizada por los diputados a las comunidades, pudieron constatar que en Fracrán las viviendas fueron entregadas, pero no se realizaron las obras complementarias que es una responsabilidad del Municipio, entre ellas la provisión de agua potable que a tres años de culminadas, aún siguen sin resolverse. “Hicieron el pozo perforado y levantaron la torre del tanque; pero no pusieron la bomba de agua necesaria para extraerla”, mencionó Bárbaro. Por ello sus habitantes están obligados a utilizar pozos de agua y de vertientes contaminadas y sin ningún tratamiento ni control. “Esto es una clara violación de los derechos humanos hacia estas comunidades” sentenciaron los legisladores del PAyS.   

En tanto, en la Comunidad de Perutí, El Alcázar, quedaron tres viviendas sin construir. “De 135 se entregaron 132, para cada vivienda el Estado Nacional destinó alrededor de 196 mil pesos con un plazo de ejecución de seis meses, y demás está decir que no se cumplieron los plazos, y a simple vista se nota que la calidad de estas viviendas es inferior al monto invertido en teoría", dijo Martín Sereno.

"Hubo una falta total de control"

En el caso de San Vicente, el jefe comunal, Waldomiro "Valdir" Dos Santos, está en el foco de varias denuncias sobre este tema. “El intendente armó un esquema para facturar los trabajos con Cooperativas y ONGs. Son alrededor de siete organizaciones que tenían como presidentes, tesoreros y secretarios a funcionarios del Ejecutivo municipal o sus familiares. Desde 2013 recibieron algo 24  millones de pesos y que debían ejecutar en el plazo de seis meses”, denunciaron desde el PAyS. Estos manejos "turbios" de los fondos del programa, ya habían sido objeto de una denuncia hecha por el cacique de la aldea “Pai Antonio Martínez” de Fracrán, Paulo Duarte, quien denunció al intendente sanvicentino ante el Tribunal de Cuentas de la Provincia. La denuncia data del 19 de mayo de 2014, donde informaba que hay “elementos probatorios que estas viviendas se encuentran a medio culminar, sin los servicios básicos, mal hechas con materiales de muy baja calidad, y sin terminaciones”.

La concejal del PAyS en San Vicente, Clelia Carballo mencionó que “son varios los pedidos de informes al Poder Ejecutivo municipal y al Concejo Deliberante para que nos fundamenten cuánto se invirtió en Fracrán, cuántas casas están en pie, qué falta construir, y cómo fueron construidas. El gran problema que hubo acá la falta total de control de la Unidad Ejecutora y del Ejecutivo. Los habitantes de esas aldeas se encuentran totalmente desprotegidos, y en la búsqueda de soluciones a estos problemas, la Dirección Provincial de Asuntos Guaraníes brilla por su ausencia”, expresó la edil.

Utilizan agua de un bañado contaminado

Mientras que el diputado Héctor Bárbaro destacó que en Perutí los constructores de las cooperativas dejaron 13 casas sin terminar. "Es decir tienen agua potable, luz y medidor; a diferencia de Facrán que carece de medidores de luz. A medida que recorríamos Fracrán, veíamos que las viviendas están hechas con materiales de mala calidad, con revoques y otras con adoquines, todo a medio hacer, responsabilidad de la empresa del hermano del intendente ´Valdir´ Dos Santos, que además hizo todos los marcos para las casas, cuando, teniendo en cuenta que en Fracrán hay una carpintería, bien podían haberle dado la posibilidad de que los mismos guaraníes hicieran las puertas y ventanas, pagándoles como corresponde", señaló.

Bárbaro lamentó que en Fracrán, por la falta de una bomba -porque el tanque está instalado- "tengan que utilizar para sus quehaceres cotidianos, el agua de lo que antes era un bañado, una laguna donde ellos criaban peces. De ese lugar que ahora está hecho un inmenso bañadal, utilizan el agua. Es una vergüenza que desde el Estado municipal y provincial permitan eso!", dijo indignado.

En diciembre del año 2012 se concretó la firma del Convenio Específico entre la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación; el Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (Iprodha) junto a los Municipios de El Alcázar, San Pedro y San Vicente para la construcción de viviendas en las comunidades guaraníes.

 

Más Provinciales