Imagen: Facebook Luis PastoriEl primero plantea un precio diferencial para las provincias sin acceso al Gas en Redes, y el segundo, una modificación del Fondo Nacional de la Energía Eléctrica (FNEE) a favor de estas provincias.

Esta semana se conocieron dos proyectos ingresados a la Cámara de Diputados de la Nación,  que tienen el objetivo de bajar el costo de la electricidad en el NEA y en el Norte de Santa Fé, presentados por el diputado nacional Luis Pastori con el acompañamiento de nueve legisladores del interbloque Cambiemos de las provincias del NEA y Santa Fé. El primer proyecto es de declaración, y apunta al establecimiento de un precio diferencial en la venta de energía eléctrica a las empresas prestadoras del servicio de las regiones del país que carecen de acceso al gas natural en redes, mientras que el segundo proyecto es de ley, y propone una modificación de en la distribución del ya existente Fondo Nacional de la Energía Eléctrica (FNEE) para favorecer a estas provincias.

Según detalló Pastori en el primer proyecto mencionado, el objetivo es que “las tarifas de los usuarios del NEA y Norte de Santa Fé se vean reducidas en un nivel promedio similar a las vigentes en el resto del país, debido a que las actuales son impagables, producto de una asimetría histórica de la región que carece de gas natural en redes. Como prueba de esta desigualdad, Pastori expuso un estudio de la Fundación Observatorio Pyme que concluyó que “el 82% de las Pymes industriales argentinas se encuentran en la región centro del país, el 18% restante del total se distribuye un 8% en Cuyo, un 2% en el Sur, otro 5% en el NEA y el 3% restante en el NOA, siendo los costos de la energía eléctrica, y la falta de gas por redes una de las causas principales de este escenario”.

Por otro lado, el segundo proyecto presentado por Pastori se propone modificar la distribución del existente Fondo Nacional de la Energía Eléctrica (FNEE) de la Ley 24.065, que se alimenta con un recargo de tarifas que pagan los compradores del mercado mayorista, y que se ha destinado a subsidiar compensaciones regionales de usuarios finales y a financiar obras para el desarrollo eléctrico del interior. La modificación propone detraer un 30% de los recursos que ingresan actualmente al Fondo Subsidiario para Compensaciones Regionales de Tarifas a Usuarios Finales (FCT) que representa el 60% del FNEE, para ser destinado a un nuevo fondo a crearse denominado “Fondo Fiduciario para Subsidios de Consumos Eléctricos del Nordeste” (FoSuENea), destinado a financiar reducciones de tarifas y compensaciones tarifarias sobre los consumos de electricidad, que se aplicarán en las Provincias de Misiones, Chaco, Corrientes, Formosa y norte de Santa Fe.

Compensaciones tarifarias hasta tanto se concluya el gasoducto del NEA

En ambos proyectos Pastori se encargó de recalcar que el régimen de compensaciones tarifarias para la región del Nordeste y Norte de Santa Fé mantendrá su vigencia hasta tanto accedan a redes de gas natural los usuarios de las Provincias de Misiones, Chaco, Corrientes, Formosa y norte de Santa Fe, porque “conceptualmente todo subsidio consiste en una prestación pública asistencial de contenido económico y de duración determinada, que ha de quedar sujeta a la causa que le da origen, (falta de acceso al gas en redes) como medio de reparar una inequidad que se ha prolongado en exceso y urge reparar”. Pastori agregó “existe una necesidad apremiante de nuestra gente, y existe un absoluto convencimiento de que sin una rebaja sustancial de los costos de la energía, la región del Nordeste no podrá transformar su estructura productiva, ni aspirar a un grado equivalente de desarrollo con el resto del país”.

Otras provincias ya reciben compensaciones producto de asimetrías

Entre los argumentos del pedido de las compensaciones Pastori precisó que “la propuesta que se expone no debiera resultar extraña, dados los subsidios que rigen sobre el costo de la energía eléctrica, el gas oil y GLP en otras regiones del país, como la Ley 23.681 que fijó un recargo sobre el precio de venta con la finalidad  de atender la obra de interconexión de Santa Cruz con el sistema argentino (SADI), o la Ley 25.565 que estableció un recargo destinado a financiar compensaciones tarifarias para la región patagónica, la región de Malargüe en Mendoza y la Puna, sobre el gas natural y el GLP”.

En ese sentido Pastori argumentó “distintas leyes nacionales impactan directamente sobre los costos de la energía, pero ninguna beneficia al Chaco y Formosa en particular, que deben adaptarse a los requerimientos generalizados del mercado eléctrico. Tampoco los actuales ingresos de regalías por la generación del Ente Binacional Yacyretá, que perciben Corrientes y Misiones, han logrado mitigar las asimetrías en el acceso a la electricidad de la región, por ese motivo es indispensable avanzar hacia compensaciones hacia nuestra región, hasta tanto no logremos estar en igualdad de condiciones con el resto del país”.

Pastori sobre EMSA

Pastori precisó que las compensaciones nacionales "no deben esconder bajo la alfombra el desmanejo de EMSA, si la Nación reconoce nuestra asimetría, no debemos olvidar el déficit y el malgasto de recursos que tiene la empresa, que requiere de un debate provincial serio, una auditoria externa, y un plan de mediano plazo para llevar a EMSA a la eficiencia".

 

 

Más Provinciales