Pepe concejal Custom-min.jpgLa política vuelve a ser noticia, a estar en cada uno de los medios informativos radiales, televisivos y digitales de nuestro país; y no justamente por ser aquella herramienta transformadora capaz de modificar la matriz productiva o energética; los índices de pobreza, de desempleo, de inflación; de mejorar la salud y el acceso a la educación; o de emprender las más ambiciosas obras públicas hasta en el punto más remoto de nuestro país.

Tampoco, claramente, por la destacada labor de aquellas personas que fueron elegidas para cumplir con honestidad y responsabilidad determinada función en pos del bienestar de todos los argentinos.

Es noticia por testimonios, confesiones, arrepentidos, citaciones judiciales, imputaciones; hechos más relacionados a una trilogía del sur de Italia que a la actividad política, o al menos a aquella que tiene a la ética como una aliada inseparable. Hoy intentamos, ya algo desconcertados, descifrar el grado de complicidad de cada ex funcionario con esa antigua enemiga que tantas vidas se lleva y tanto atraso le genera a nuestro pueblo, la corrupción.

La detención de Ricardo Jaime y del empresario Kirchnerista Lázaro Báez, sumada a las indagatorias que van a llevarse adelante por causas como la venta del dólar futuro, lavado de dinero, la muerte de Alberto Nisman, Fútbol para Todos y la compra de trenes usados a España y Portugal, traen la divina sensación y la tranquilidad de que aquellos inescrupulosos que se llenaron los bolsillos creyéndose impunes van a tener que dar explicaciones a la Justicia, sin importar si se trata de un ex funcionario de tercera línea o la mismísima ex presidenta de la Nación. Celebramos, sin dudarlo, que en la Argentina de hoy se los coloque en el banquillo de los acusados.

Esa marea de acusaciones e imputaciones, lamentablemente, involucra también a nuestro actual Presidente Mauricio Macri (el mismo que hemos acompañando, convencidos de que debía encabezar el cambio de rumbo que tanto necesitaba nuestro país). Las notas periodísticas y la poca información solo traen confusiones y preocupaciones. Es por ello, que desde este humilde espacio político, instamos al presidente de la Nación Argentina, a que no se esconda, a que ponga toda la documentación disponible para la Justicia y la Oficina Anticorrupción y, fundamentalmente, se someta a una rueda de prensa como anunció que sería normal en su gobierno.

Es indispensable para el futuro del actual gobierno, demostrar diferencias sustanciales con quienes nos han gobernado durante 12 años y para ello, el pueblo argentino necesita que la justicia se expida al respecto. Confiados en su inocencia, esperamos se clarifiquen los asuntos y la corrupción deje de estar en la opinión pública para que definitivamente podamos construir un proyecto político colectivo y a largo plazo para todos los argentinos.

 

Ariel “Pepe” Pianesi

Presidente Juventud Radical Nacional

Más Provinciales