Pre Extensin Universitaria de Libertad Custom-min.jpegLa comisión pro-extensión universitaria de Puerto Libertad no logra convencer al Gobierno comunal a cargo de Luis Ferreira (FR), que pague los viáticos a los docentes que dictarían la carrera del Profesorado de Historia en la zona.

Son más de 2500 firmas de respaldo de los vecinos, la disponibilidad física para el dictado de clases, los avales necesarios de la Facultad de Humanidades de la UNaM y una matrícula de ingreso probable de casi 400 jóvenes que egresan de escuelas secundarias los que justifican su funcionamiento.

Es el único y último eslabón necesario para lograr que Libertad posea educación universitaria. Martín Sereno, del PAyS, se acercó hasta la localidad y escuchó el reclamo de los vecinos según expresa el parte de prensa del Partido Agrario y Social. Ante el legislador provincial, el vicepresidente de la comisión, Raúl Ángel Moraez, junto a la militante social, Mónica Zárate, entre otros, brindó un diagnóstico de la falta de acceso a la educación de los jóvenes en la zona.

”Libertad es un municipio grande y compartimos el problema con nuestros vecinos. Al sur tenemos a Esperanza, Colonias Delicia y Mado. Al norte está Iguazú; al este, Andresito, y localidades aledañas. Y después Paraguay, donde hay muchos jóvenes que también aprovecharían esta oportunidad. Por la zona hay otras carreras terciarias; pero son privadas y las familias no pueden afrontar los gastos de enviar a sus hijos a otro lugar. Por eso pedimos que la UNaM solucione el problema de tanta gente", indicó Moraez.

Unos 400 estudiantes secundarios egresan anualmente

La comunidad de Libertad, lamenta que no exista para ellos la educación pública, como si sólo estuvieran destinadas a las grandes ciudades. Los integrantes de la comisión hicieron un relevamiento y detectaron que casi 400 chicos egresan anualmente de las escuelas secundarias, sin tener acceso a una facultad pública donde continuar sus estudios. La EPET tiene en promedio 120 egresados anuales; el BOP 22 más de 150; el BAPAyC nocturno tuvo 80 egresados y la ESA más de 20. "Sumando esta matrícula imaginen cuantas aulas llenamos!…”, exclamó Raúl Moraez

Agregó que el derrotero por una extensión universitaria, comenzó juntando firmas y en pocos días lograron 2500. No sólo de los jóvenes que quieren seguir estudiando en Libertad, sino también de personas que no pueden hacerlo por cuestiones de costo y distancias. "Todos estamos comprometidos con la posibilidad de que nuestros hijos, sobrinos, nietos o vecinos puedan cursar una carrera universitaria gratuita. Por ahora juntamos firmas sólo acá, pero la idea es hacerlo en las localidades cercanas", dijo.

"Ya grande y con 7 hijos estudié una carrera en Formosa"

Otra de las integrantes de la comisión, Iris Mabel Villalba, relató las causas de su lucha motivada en que los jóvenes de Libertad puedan estudiar. "Esto nos involucra a todos, padres, maestros y estudiantes luchando para que se concrete la extensión áulica de la UNaM".

La historia de Iris es significativa porque es una gran luchadora, con más de 40 años y con varias dificultades decidió seguir estudiando. Cursó durante años en el Bachillerato Acelerado para Adultos (BAPA) y en 2015 se recibió de Licenciada en Agroecología en la extensión de la Universidad de Quilmes, provincia de Buenos Aires, que funciona en Formosa. "Fueron años de sacrificada tarea, éramos un grupo que pusimos plata de nuestros bolsillos, y sólo contamos con el aporte de un concejal que nos ayudó a gestionar el colectivo de la universidad para viajar, y gracias a eso, jóvenes y adultos pudimos recibirnos. En Libertad es muy difícil acceder a una educación terciaria. Ahora tengo 42 años y el año pasado felizmente me recibí. Tengo una familia numerosa, siete hijos adolescentes que están por terminar la escuela secundaria, y por más que quiera no podría mandarlos a estudiar como hice yo, es imposible. Nuestra economía familiar no permite pagarles una universidad privada o afrontar esos gastos", remarcó.

En esa condición están todos los liberteños, por eso luchan por la apertura de la extensión de la UNaM. En pos de ese objetivo piden que vecinos y autoridades los ayuden a darles futuro a sus hijos. "Como dice el dicho: El cuero te enseña", y es doloroso ver a muchos chicos frustrados, desertando y resignándose porque no se pueden atender las necesidades; algunos en última instancia estudian una carrera militar. “Los gobernantes deben entender que contar con egresados de universidades públicas es parte del crecimiento del pueblo", reflexionó la mujer.

"El intendente se comprometió a ayudar y nunca cumplió"

Otro de los que está batallando es el licenciado en sociología, Inocencio Martínez, uno de los que se ocupó de la ronda de consultas con los estudiantes secundarios, buscando cuales eran las carreras de  interés para los próximos egresados. “Mientras muchos dicen que los jóvenes no quieren estudiar, nosotros detectamos lo contrario, y esto nos da más fuerzas para seguir adelante en nuestro pedido", remarcó.

El año pasado se reunieron con algunos concejales, la secretaria de Educación del municipio, autoridades de escuelas secundarias y la decana de la Facultad de Humanidades de la UNaM, Gisela Spasiuk, quien propuso una variedad de carreras a consideración de los jóvenes, y la mayoría eligió el Profesorado de Historia. “Con estos elementos pedimos una reunión con el intendente Luis Ferreira que en esa reunión se comprometió a dar soluciones; pero al tiempo a través de un secretario nos informó que de los 60 mil pesos anuales necesarios para los viáticos de los profesores, solo aportaría un 40%, lo que significa nada porque para los que somos simples vecinos nos sería imposible poder solventar el resto. Pedimos al Concejo Deliberante, y declaró nuestra iniciativa de Interés Municipal, y algunos ediles nos pidieron que hiciéramos notas para que ese gasto sea contemplado en el Presupuesto Municipal 2016, y así lo hicimos; pero después de las elecciones el nuevo Concejo, ni siquiera tuvo en cuenta nuestro pedido, y lo tomamos como una respuesta negativa. Es evidente que fue cajoneado porque ni siquiera se trató".

"Nos sumamos para que se concrete el proyecto de Extensión"

Mientras que el diputado Martín Sereno, sumó el respaldo del PAyS a las gestiones que realiza este grupo de vecinos que pelea por plasmar la extensión universitaria de Libertad. Se mostró sorprendido que ante la posibilidad de generar estudios universitarios para gran parte de la Zona Norte de la provincia, donde no existe presencia de universidad estatal, "todavía no se haya podido concretar por falta de respuesta del Estado local. Hay 2500 firmas de jóvenes y adultos que quieren estudiar. También cuentan con el espacio edilicio del BOP y la propuesta de una casa del Concejo General de Educación donde cursar, y el único obstáculo es el económico para solventar los viáticos de los docentes, que no es un gasto sino una inversión".

El legislador señaló que el intendente y los ediles deberían comprender que esta extensión, revitalizaría a los jóvenes del norte brindándoles el derecho a la educación y otro movimiento a la población. "Por eso nos sumamos al trabajo de la comisión que cuenta con docentes, estudiantes, profesionales que ven la necesidad de que la UNaM llegue a la zona. Apoyamos el proyecto, y vamos a gestionar con el Gobierno provincial para que la Extensión Universitaria sea una realidad en Libertad", expresó Sereno.

 

Más Provinciales